Auto-Hermes
S XXI

La actualidad "Al Momento"

Comunicadoras populares

SERVICIOS DE INFORMACIÓN - COMUNICACIÓN
uto-HERMES
Selección de Información Referativa y Factográfica

 

marzo 2012

números del presente año

"La prensa no es aprobación bondadosa o ira insultante; es proposición, estudio, examen y consejo"

José Martí

 

 


 

 

Temas de actualidad

Prensa y Agencias de prensa

ACTUALIDAD
Washington pide oficialmente la extradición del fundador de Megaupload
NOAM CHOMSKY: ¿Qué intenciones tiene Irán?
Occupy dijo no a la guerra contra Irán
Chávez desde Cuba: “La recuperación es franca, sostenida, progresiva, rápida”
El Departamento de Defensa quiere un mayor control sobre InternetEl Departamento de Defensa quiere un mayor control sobre Internet
John “Armageddon” Bolton resucita en Miami su cuento de las “armas biológicas” cubanas
Democracia británica en peligro, según encuesta
España: el desempleo este año superará el 24%, la pobreza asfixia el país


Foto Virgilio Ponce -
Martianos-Hermes-Cubainformación

EL TABLÓN. EL ARTÍCULO DE HOY

Información-Comunicación desde la izquierda

Mirar atrás para que la injusticia no repita
Por Manuel E. Yepe

 

Elliott Abrams, un ex funcionario de alto nivel del Departamento de Estado en Washington durante la década de 1980, testificó a fines de enero último que la administración Reagan conocía que la Junta militar de Argentina, robaba sistemáticamente bebés de los opositores asesinados y encarcelados, para dárselos a familias de derecha incondicionales al régimen.

 

Así lo revela un artículo titulado Elliott Abrams’ Dark History in Latin America, de Cyril Mychalejko, editor de la publicación digital UpsideDownWorld.org originada en Vermont, Estados Unidos. Dijo Abrams que, en reunión que sostuvo con el Embajador en Washington de la Junta Militar argentina en diciembre de 1982, él le sugirió al diplomático que la dictadura podría "mejorar su imagen" promoviendo un proceso conjunto con la Iglesia Católica para la devolución de los niños a sus legítimas familias.

 

El contenido de esa reunión quedó registrado en memorándum escrito por Abrams que fue desclasificado por el Departamento de Estado en 2002 y es ahora pieza clave de evidencia contra varios funcionarios de la entonces gobernante junta militar argentina.

 

"Los desaparecidos morían y los niños que les sobrevivían se volvían un problema humanitario más grave aún”, dijo Abrams en su mensaje testimonial transmitido en forma de videoconferencia a un tribunal federal en Buenos Aires.

 

Ello no impidió que el Departamento de Estado certificara que la situación de los derechos humanos en el país sudamericano “mejoraba”. Las relaciones de Abrams y la administración Reagan con la junta militar argentina no eran antagónicas ni críticas sino muy cordiales- dice el artículo. Incluso, en 1978, Ronald Reagan, antes de ser elegido presidente, envió un escrito suyo al diario The Miami News condenando las críticas formuladas por el presidente Jimmy Carter por las violaciones de los derechos humanos que se estaban registrando en Argentina. Reagan argumentaba que la junta militar había sido "establecida para restablecer el orden" y que se hacía demasiado aspaviento por el encarcelamiento de “unos cuantos inocentes".


Uno de los primeros actos de Reagan como Presidente fue anular las restricciones a la ayuda militar a Argentina dispuestas por Carter como sanción por la situación de los derechos humanos bajo el régimen militar. El gobierno de Ronald Reagan financió a los escuadrones de la muerte argentinos que entrenaban en Honduras a la Contra nicaragüense y a los paramilitares hondureños.

 

Pero Argentina no fue el único país latinoamericano que sufrió las atrocidades de Abrams. El artículo recuerda sus vínculos con el general Efraín Ríos Montt quien, habiendo sido capacitado en la Escuela de las Américas, gobernó Guatemala como estrecho aliado de Washington en 1982-83 tras asumir el poder mediante un golpe militar y es considerado responsable de 1.771 muertes, 1.400 violaciones de los derechos humanos y el desalojo de 29.000 indígenas ocurridos durante su tiranía.

 

Sostiene el artículo que en diciembre de 1982, Reagan viajó a Guatemala para elogiar al dictador Ríos Montt por sus esfuerzos y dedicación a la democracia y la justicia social. Pocos días después de la visita de Reagan fueron masacrados por los militares 251 hombres, mujeres y niños en la localidad de Las Dos Erres.

 

Reagan, asistido por Abrams, patrocinó y encubrió múltiples violaciones de los derechos humanos en El Salvador, donde una guerra civil de 12 años dejó unas 70.000 muertes, 90 por ciento de las cuales consideradas responsabilidad del gobierno respaldado por Reagan y los paramilitares. En 1993, cuando el Congreso planeaba investigar el papel de la administración Reagan en abusos de los derechos humanos en El Salvador, Abrams calificó de “logro fabuloso” la actuación de ese gobierno y conceptuó la acusación de "reprobable carga macartista”. Según Mychalejko, los medios de prensa estadounidenses desaprovechan una excelente oportunidad de utilizar el caso de Abrams como base de estudio y reflexión acerca de la cruel y cruenta historia de los Estados Unidos en el hemisferio.

 

Es debido a esta ignorancia voluntaria y la institucionalizada impunidad de sus diplomáticos que Abrams ha podido resurgir en Washington como miembro del Consejo de Seguridad Nacional del Presidente George W. Bush y ahora como asesor informal del Presidente Barack Obama.

 

En 2009, respondiendo a una pregunta acerca de si él se disculparía por el papel de la CIA en el golpe de estado de 1973 en Chile, Obama dijo que le interesaba ir hacia adelante sin mirar hacia atrás. No obstante, para que la historia no se repita, el Presidente y los ciudadanos de Estados Unidos debían reflexionar sobre estos asuntos y mirar hacia atrás en la historia para que la justicia pueda avanzar hacia adelante, concluye el análisis de Cyril Mychalejko.

 

*Manuel E. Yepe periodista cubano, especializado en temas de política internacional.
Fuente original:
Martianos-Hermes-Cubainformación

Estos textos pueden ser reproducidas libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite por favor la fuente.

Recomendamos 

EEUU sigue dando protección a presidente asesino boliviano “Goni” y sus cómplices   Bolivia reclamará a España, junto con Perú y Ecuador, el tesoro de la fregata hundida La Guernica de Picasso podrá ser visita en 3D
Obama listo para justificar el asesinato de sospechosos de “terrorismo en el extranjero” Según Le Monde, escándalo de corrupción en Haití involucra a Senador dominicano JV Rangel: los que pretenden desestabilizar a Venezuela “son ejecutores de instrucciones de EEUU”

URRA: acabar con la orgia imperial de saqueo mundial

De/Para los amigos que me escriben


Foto Virgilio Ponce

De: Foto Virgilio Ponce-Martianos-Hermes-Cubainformación
Asunto: 
Cubanos en Washington. Algunos antecedentes de esa cita con el gobierno cubano
Por Lorenzo Gonzalo*

Nos parece útil que el gobierno cubano convoque reuniones con los emigrados, porque eso siempre ayuda a calmar ánimos, hallar interrogantes y ofrecernos a nosotros mismos, nuevas respuestas. Pero lo que es objetable es que las reuniones sean convertidas en el “Cuento de la Buena Pipa”, porque en términos de la normalización migratoria que parecen anunciar, el resultado de las respuestas y acciones siempre concluyen en el mismo estado de cosas. Desde que se produjeron las primeras de dichas reuniones en la década del noventa hasta la actualidad, con ligeras excepciones, dentro de las cuales incluiríamos el derecho que le han devuelto al ciudadano de disponer de sus objetos personales antes de partir, nada ha cambiado.

En nuestros comentarios, motivados por el “I Encuentro Nacional de Cubanos Residentes en Estados Unidos”, programado para realizarse en Abril en Washington, no hacemos muchas alusiones al Diálogo de 1978, porque realmente éste careció de continuidad. Hemos mencionado en otras oportunidades que por aquel entonces, la Administración Reagan, le imprimió otro estilo a la guerra contra Cuba. Esa nueva modalidad combinó el espíritu de revancha de un nutrido grupo de gente de negocios de origen cubano, beneficiados por sus actividades al servicio de la CIA, con la creación de Comités de Acción Política. Fue así que un organismo llamado Fundación Nacional Cubanoamericana, compuesto por enemigos del gobierno cubano, entraron al ruedo de la política nacional estadounidense, llevando el estandarte de “lucha contra el comunismo” al Congreso del país. Paralelamente con esto se autorizó la creación de Radio Martí, llevando así la confrontación a una nueva modalidad, donde en lugar de disparar cañonazos, colocar bombas, volar aviones de pasajes, disparar a buques anclados en puertos estadounidenses y asesinar funcionarios en New York, Portugal y otros países, se producían leyes aupadas por cubanos de origen que fueron investidos como pundonorosos políticos, Congresistas y Representantes de Estados Unidos, encubriendo la cara fea del terror y enviando señales radiales a la Isla con informaciones preparadas en los órganos de inteligencia estadounidense.

Sobre el Diálogo de 1978, hemos hablado en pasados trabajos. Aquello sin duda constituyó el primer encuentro de personas que salieron de Cuba por razones políticas en los primeros años del proceso revolucionario o que fueron llevados por sus padres de muy jóvenes a vivir en otras tierras.

Se trataba de gente que estaban dispuestas, junto con el gobierno cubano, a normalizar una relación perdida por los avatares de la Guerra Fría y las intrigas de los órganos de inteligencia estadounidense. Lo más destacado de aquel Diálogo, fue la presencia de las más altas autoridades cubanas, lo cual permitió respuestas y la toma de decisiones sin pasar por el entramado de la burocracia estatal. Esa posibilidad no existió en ninguno de los encuentros posteriores, con excepción muy ligera del formato que tuvo la Conferencia La Nación y la Emigración en Abril de 1994, donde existieron algunos contactos con las grandes instancias de la dirección de gobierno. Sin embargo, el proceso de 1978 careció de la continuidad y persistencia de los encuentros posteriores, por lo cual es difícil evaluar cuan efectivo resultó, tanto para relajar los temores del emigrado respecto al gobierno cubano, como de éste último respecto al primero.

Insistimos en destacar las conversaciones y encuentros con emigrados que tuvo lugar en los años noventa, porque estos alcanzaron resultados más concretos, fundamentados en una continuidad que no se vio interrumpida ante las maniobras de las Administraciones estadounidenses sucesivas, algo contrario a lo ocurrido luego del Diálogo de 1978, ya que en esta oportunidad, el gobierno cubano actuó con independencia de las nuevas agresiones.

Precisamente, a escaso tiempo de comenzado el intercambio con los emigrados en la década del noventa, la Administración aprobó Leyes tan ruines como la Torricelli y la Helms Burton. Esta última estipula de manera codificada, cómo debe ser un gobierno de transición en Cuba. Jamás, desde la introducción de la Enmienda Platt en la Primera Constitución Cubana de la República, aprobada en 1901, Estados Unidos había vuelto a elaborar una Ley de un carácter injerencista de tal naturaleza.

El gobierno cubano no se inmutó ante estas nuevas agresiones, y contrario a su proceder de 1978, no aplicó medidas que penalizaran injustamente el esfuerzo de quienes nos enfrentamos en Miami y otros sitios a la desinformación sobre Cuba y abogamos por relaciones normales entre ambos países. Los encuentros que venían llevándose a cabo continuaron, entre ellos los Seminarios de Democracia Participativa, donde por vez primera “cubanos” en general, muchos que habían sido parte del proceso insurrecto en contra del gobierno revolucionario al comienzo de su gobierno, reflexionaron durante más de cuatro años sobre asuntos políticos que, aunque no competían por el poder, evidentemente cuestionaban las prácticas generales aplicadas en el proceso de superar las injusticias y las deficiencias catastróficas que causan las economías no reguladas. A pesar de las provocaciones que representaban la aprobación de esas Leyes, más agresivas aún que la creación de Radio Martí, lo cual originó en los años ochenta la suspensión por parte de Cuba de los vuelos de emigrados, el gobierno cubano continuó con su política de acercamiento. No se vislumbró el más mínimo retroceso de las autoridades como ocurrió después del Diálogo de 1978.

Dicho esto, es imperativo que continuemos analizando someramente, a la luz de los hechos, el significado de estos encuentros, los cuales para muchos es un triunfo y para otros un juego disfrazado. Lo hemos hecho anteriormente y es necesario continuar haciéndolo, para desentrañar toda la problemática envuelta en uno de los fenómenos más sensibles que ha creado el diferendo Estados Unidos – Cuba, donde esta última ha sido definitivamente la víctima y el primero ha resultado un brutal victimario.

Ver art. anteriores:
Cubanos en Washington ¿Para qué?

Cubanos en Washington. ¿Normalización migratoria o legislación?

*Lorenzo Gonzalo periodista cubano residente en EE.UU. y subdirector de Radio Miami
Fuente: Martianos-Hermes-Cubainformación
Estos textos pueden ser reproducidas libremente (siempre que sea con fines no comerciales) y se cite la fuente.

 

Aunque usted no lo crea

No me lo cuentes, no


Imagen: Corbis | Video: RT

Militares sirios apresan a 13 oficiales franceses

Publicado: 05 mar 2012 | 15:47 MSK
Última actualización: 05 mar 2012 | 18:34 MSK

El Ejército sirio toma como prisioneros a 13 oficiales franceses, informa el diario libanés Daily Star. Es la primera publicación importante que informa sobre la presencia de militares occidentales en territorio sirio.

Desde el Ministerio de Exteriores galo niegan esta información. "Desmentimos la presencia de tropas francesas en Siria", declaró el secretario de prensa del Ministerio.

No obstante, el Ministerio de Defensa galo no confirmó, pero tampoco desmintió estos datos. "No disponemos de tal información", señalaron desde dicha institución.

Los disturbios y enfrentamientos entre los grupos armados de la oposición y el Ejército sirio se iniciaron hace un año. Las autoridades sirias afirman que estos grupos están financiados desde el exterior. Asimismo aseguran que estas agrupaciones acabaron con la vida de más de 2.000 militares y miembros de los servicios de seguridad de Siria.

Lo mejor de nuestras redes sociales
Aline Castro Amparo María Ballester López
Azalea Robles Ivone Leites
Ingrid Storgen Jorge Wilson
Marta Speroni Rosa C Báez
Percy Francisco Alvarado Godoy

Víctor J Sánz

 

Grupos Hermes


 Hermes

Red PTA

Martianos

Pueblos


Mujer


Juventud


Por los Cinco


Socialismo Mundial


Frente Popular

 

Páginas Hermes

AriguanaboTV
Ariguanabo


Información

HERMES Mujer
Mujer

HERMES Sahara
Sahara

Telecentro HERMES
Telecentro


Radiocentro

Virgilio Ponce

Ariguanabo Radio

Radiocentro

Telecentro

Vídeocentro

Hermes Españ

Hermes Canarias

Picasaweb

Presentaciones
Authorstream


Lo último...

AVANCES DEL  TELECENTRO

 

Actualizada: 05/03/2012