Auto-Hermes
S XXI

Actualizada: 06/08/2016
 

Números del Boletín Internacional

Centro Internacional de Prensa

COORDINADORA INTERNACIONAL TESORO
SERVICIO DE INFOCOM

uto-HERMES
CENTRO NACIONAL DE DERECHOS DE AUTOR DE LA REPÚBLICA DE CUBA. REGISTRO 06746-6746

BOLETÍN DE INFORMACIÓN REFERATIVA Y FACTOGRÁFICA

Quién es quién en TESORO

Quienes somos

Google
WWW www.auto-hermes-sxxi.net

"La prensa no es aprobación bondadosa o ira insultante; es proposición, estudio, examen y consejo"

José Martí


Periódicos de hoy (todos)

Idiomas

Países

Organismos y Organizaciones


English


Français

Русский


África


Amlatin

Noram

Europa


Martianos HERMES


Editora Bolivar


Editora HERMES


Editora TESORO


Editora ESOPO

 

 

OTROS SERVICIOS ESPECIALES DE HERMES INTERNACIONAL

SERVICIOS TÉCNICOS

Información General Mundial

Mapamundi digital

Mapa de las enfermedades (Healthmap)

Seguidor de vuelos en tiempo real

Traductor Automático

RTpedia

Authorstream

OW-LY

Picasaweb

Radiocentro

HERMES AMÉRICA

MARTIANOS RADIO

ARIGUANABO RADIO

Telecentro

Cubavisión Internacional
 

REDES


Calameo

Soundcloud
  

Twitpic

Videocentro

HERMES English

HERMES Deutsch

HERMES Français

Гермес Русский

Hermes Português

RSI Martianos

COMUNICACIÓN POPULAR

@uto-hermes-sxxi

Red de Martianos

Red Social Integrada Martianos

 Martianos HERMES

ASÍ DE SIMPLE

Lo último




Brasil: Decenas de detenidos durante protesta antes de la apertura de los JJ.OO.


Egipto recibe por lo alto al nuevo miembro de su flota naval obsequiado por Rusia (video)


La ceremonia de la inauguración de los Juegos Olímpicos 2016 en Río de Janeiro, Brasil, 5 de agosto de 2016


EN VIVO: Aeronaves militares de varios países muestran sus habilidades en un concurso en Rusia


Rusia blinda su frontera oriental con sistema antiaéreos Pántsir-S1


EE.UU.: Una mujer llama al 911 por tener miedo a un agente y es arrestada enseguida (video)


Rusia: Científicos confeccionan una 'capa invisible' para el moderno equipo militar ruso


Rusia pone en marcha un reactor nuclear sin par en el mundo


Encuentran dos explicaciones a por qué los girasoles siguen el sol


¿Qué pasa si un pasajero muere a bordo de un avión?


Los filipinos siguen el llamado del presidente y matan masivamente a narcotraficantes


El asesino de la bloguera de 'fitness' la localizó gracias a Instagram


"Es el momento": Snowden publica un misterioso mensaje de advertencia en Twitter

NOTICIAS DE ACTUALIDAD
Efemérides: Acceso a la Enciclopedia cubana ECURED... ONU: Calendario de "días internacionales"

ACTUALIDAD

HERMES Internacional

COMUNICACIÓN POPULAR

Federación Internacional de Comunicadores Populares

EN VIVO

Actualidad RT

Hispan tv

Telesur tv

DERECHOS HUMANOS

 

 

 

 

PáginaTwitter list
Ana Belén Montes

Oscar López Rivera

Libertad para los presos políticos saharuis

DESARROLLO Y COOPERACIÓN

EDUCACIÓN, CIENCIA Y CULTURA
Twitter list Educación
Twitter list de Ciencia, Técnica y Tecnología

GUERRA Y PAZ

Página

Grupo

Twitter list "Contra la Guerra"
Twitter list sobreSiria

MUJER

OPINIÓN

 


EE.UU Marco Rubio y el terrorismo ajeno
Jorge Majfud
En su campaña para la reelección al Congreso, Rubio llama a “bloquear a los refugiados provenientes de países terroristas”, lo que, sin duda, captará muchos votos de la vieja guardia conservadora.

  RELACIONES BILATERALES Y MULTILATERALES
 
 Twitter list de Información diplomática

REDES SOCIALES AMIGAS
 


CUBAINFORMACIÓN

REDES SOCIALES DE TESORO
 


Ariguanabo


Derechos Humanos


Desarrollo y Cooperación


Educación, Ciencia y Cultura


Guerra y Paz


Hermes


Juventud y niñez


Martianos


Masones


Medicina


Mujer


Opinión


Patrimonio


Pueblos

 


LO ÚLTIMO. EN TIEMPO REAL

 


EE.UU.: Derechos humanos. Discriminación. Elecciones


La Ley de Derecho al Voto y la nueva ola de leyes segregacionistas
Amy Goodman y Denis Moynihan

La Ley de Derecho al Voto promulgada por el presidente Lyndon Johnson el 6 de agosto de 1965 contribuyó a que millones de afroestadounidenses puedan ejercer el derecho al voto. Ese día, en un discurso pronunciado durante una reunión con miembros del Congreso de los dos principales partidos, su Gabinete, referentes de la lucha por los derechos civiles y la prensa, Johnson expresó respecto a los afroestadounidenses: “Llegaron encadenados en la oscuridad. Y en el día de hoy hemos logrado romper el último de los grilletes de aquellas violentas y antiguas cadenas”.

La Ley de Derecho al Voto fue renovada y ampliada varias veces en el transcurso de los últimos 50 años. Pero finalmente, en junio de 2013, la Corte Suprema de Estados Unidos, en una votación dividida, redujo la ley a cenizas. Casi de inmediato, varios estados del sur del país comenzaron a aprobar restrictivas leyes electorales que provocaron la privación del derecho al voto de cientos de miles o tal vez millones de votantes. Sin embargo, tres años después, esta nueva generación de leyes segregacionistas, similares a las Leyes de Jim Crow que impusieron la segregación racial en las instalaciones públicas de Estados Unidos, enfrentan demandas judiciales a nivel federal y una a una van siendo dejadas sin efecto o debilitadas significativamente.

El más reciente de los fallos judiciales, y tal vez el de mayor alcance, fue el anunciado el pasado viernes en Carolina del Norte. En ese estado, una polémica ley, promulgada por el gobernador republicano Pat McCrory pocas semanas después de que la Corte Suprema hiciera trizas la Ley de Derecho al Voto, establecía la eliminación de muchas disposiciones de las leyes electorales de ese estado que habían extendido el derecho al voto a muchas personas, la mayoría de ellas afroestadounidenses. La ley promulgada por McCrory imponía un estricto requisito de identificación por fotografía a fin de votar. Eliminó además buena parte de las opciones de votación anticipada de ese estado, entre ellas, las votaciones dominicales, que resultan muy importantes para la comunidad afroestadounidense ya que las congregaciones de las iglesias acuden juntas a votar después de misa en lo que se denomina "almas a las urnas". El estado también eliminó la posibilidad de votar en cualquier centro de votación, lo que permitía que la gente votase fuera de sus distritos electorales específicos, y eliminó además la posibilidad de registrarse el mismo día de las elecciones, así como también el registro previo de los jóvenes de dieciséis y diecisiete años de edad. Todas estas disposiciones eran mejoras a las leyes de empadronamiento de votantes de Carolina del Norte que habían sido promulgadas cuando el gobierno estatal estaba bajo control demócrata.

En su fallo sobre la impugnación de la ley, el tribunal de apelaciones de Carolina del Norte redactó: “Las nuevas disposiciones afectan a los afroestadounidenses con una precisión casi quirúrgica". Los jueces concluyeron que el gobierno y el parlamento estatal de Carolina del Norte, ambos bajo control republicano desde principios de 2011, no presentaron pruebas fehacientes de fraude electoral, principal argumento de los republicanos para promulgar estas leyes electorales restrictivas. Como parte de la misma estrategia, el candidato a la presidencia por el Partido Republicano, Donald Trump, suele utilizar argumentos similares. “Puede haber gente que vota hasta diez veces”, ha afirmado Trump sin presentar evidencia alguna.

Esta embestida contra el derecho al voto se ha convertido en una de las principales estrategias electorales de los republicanos, especialmente desde que resultara electo el presidente Barack Obama en el año 2008. Ari Berman, redactor de The Nation y autor del libro de lectura obligada “Give Us the Ballot: The Modern Struggle for Voting Rights in America” (Dennos el voto: La lucha moderna por el derecho al voto en Estados Unidos, en español), resume en su obra más reciente los fallos judiciales que están dejando sin efecto estas restrictivas leyes electorales. Bajo el subtítulo "La guerra de los republicanos contra los derechos electorales está produciendo resultados contrarios a los que esperaban”, Berman escribe acerca de las victorias judiciales de aquellos que impugnaron esas leyes en Carolina del Norte, Wisconsin, Texas, Michigan, Ohio y Kansas.

En el programa de “Democracy Now!”, Berman dijo en relación a Elizabeth Gholar, una de las personas a quienes se negó el derecho a votar:

“Es una mujer mayor que nació en la Carolina del Norte de Jim Crow y que luego se mudó a Texas. Tiene una licencia de conducir de Louisiana que no fue aceptada como documento de identidad válido para votar en Texas. Y su certificado de nacimiento no fue aceptado como documento de identidad válido para obtener un documento de identidad emitido por el Gobierno de Texas. Dado que nació en su hogar en manos de una partera, básicamente tuvo que contratar a un abogado para poder obtener toda su documentación en Louisiana. Su historia es increíblemente emotiva. Al prestar testimonio ante un tribunal federal, dijo: ‘Nací en los tiempos de Jim Crow, antes de que los afroestadounidenses pudieran votar en Louisiana, y ahora vuelvo a no poder votar. Por primera vez en 60 años, no puedo votar en el estado de Texas y esto me rompe el corazón’”.

Para personas como Elizabeth Gholar, esta nueva ola de privación de derecho al voto podría estar revirtiéndose, pero queda por verse si eso sucederá a tiempo para las elecciones presidenciales de noviembre. Como resalta Berman: “Estamos a menos de 100 días de las elecciones y serán las primeras elecciones presidenciales de los últimos cincuenta años en que no estarán vigentes todos los amparos que dispone la Ley de Derecho al Voto. Por primera vez, en diecisiete estados han entrado en vigor nuevas restricciones. La situación es aún muy incierta”.

El fallo judicial de Carolina del Norte, como la aprobación misma de la Ley de Derecho al Voto, estuvo precedido de años de activismo y manifestaciones pacíficas. En 1965, las acciones se centraron en Selma, Alabama, donde manifestantes pacíficos que marchaban hacia la capital del estado fueron brutalmente agredidos por la policía estatal al cruzar el Puente Edmund Pettus, el cual lleva el nombre de un general de la Confederación y Gran Dragón del Ku Klux Klan. En Carolina del Norte, miles de personas se sumaron a la campaña “Moral Mondays” (Lunes Morales, en español) impulsada por la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color y participaron en acciones de desobediencia civil en el marco de esa campaña de protestas semanales. Más de medio siglo después de haberse promulgado la Ley de Derecho al Voto, la lucha continúa.


The Voting Rights Acts in the Era of Jim Crow 2.0
By Amy Goodman & Denis Moynihan

The Voting Rights Act, signed into law by President Lyndon Johnson on Aug. 6, 1965, helped enfranchise millions of African-Americans over the decades. Speaking before a bipartisan gathering of members of Congress, his Cabinet, civil-rights leaders and the press, Johnson said of African-Americans: "They came in darkness and they came in chains. And today we strike away the last major shackle of those fierce and ancient bonds."

The Voting Rights Act was renewed and extended several times during the last half-century. Then, in June 2013, a divided U.S. Supreme Court, voting 5-4, gutted the law. Almost immediately, Southern states began passing restrictive voting laws, disenfranchising hundreds of thousands, if not millions, of voters. Three years later, however, this new generation of Jim Crow-style laws is facing federal court challenges, and they are being thrown out or significantly weakened, one by one.

The most recent, and perhaps most sweeping, of the court decisions came down last Friday in North Carolina. There, a controversial law signed by Republican Gov. Pat McCrory just weeks after the Supreme Court gutted the Voting Rights Act, eliminated many provisions of the state’s election laws that had extended the vote to many, mostly African-American North Carolinians. The law imposed a strict photo-identification requirement in order to vote. It did away with much of the state’s early voting, including Sunday voting, which is very important to the African-American community, as church congregations go together after services in what is called "souls to the polls." The state eliminated countywide voting, allowing people to vote outside their specific precinct, and eliminated same-day registration and preregistration of 16- and 17-year-olds. All these were improvements to the state’s voter- enfranchisement laws that had been enacted when the state government was under Democratic control.

The appeals court wrote, "The new provisions target African Americans with almost surgical precision." The judges found that the North Carolina Legislature and governor, under Republican control since early 2011, offered no proof of voter fraud — the primary Republican justification for enacting restrictive voting laws. Or as Republican presidential candidate Donald Trump warned with no evidence, "We may have people vote 10 times."

This has become a principal electoral strategy of Republicans, especially since the election of President Barack Obama in 2008. Ari Berman, a writer for The Nation and author of the must-read book "Give Us the Ballot: The Modern Struggle for Voting Rights in America," subtitled his most recent piece, summarizing the court decisions that are rejecting these restrictive voting laws, "The Republican war on voting rights is backfiring." He writes about court victories for those challenging these laws in North Carolina, Wisconsin, Texas, Michigan, Ohio and Kansas.

Berman told us on the "Democracy Now!" news hour about Elizabeth Gholar, one person whose right to vote was denied:

"She’s an elderly woman who was born in Jim Crow North Carolina, and then she moved to Texas. She had a Louisiana driver’s license, which was not accepted as valid voter ID in Texas. And her birth certificate was not accepted as a valid form of ID to be able to get a government-issued ID in Texas. Because she was born at home to a midwife, she basically had to retain a lawyer to be able to get all her documentation in Louisiana. This was incredibly emotional. She testified in federal court and basically said: 'I was born in Jim Crow before African-Americans were able to vote in Louisiana, and now I can't vote again. For the first time in 60 years, I am not able to vote in the state of Texas, and this breaks my heart.’"

For people like Gholar, this new tide of disenfranchisement may be turning, but whether it happens in time for the November presidential election remains to be seen. As Berman notes: "We’re less than 100 days from the election now, and this is the first presidential election in 50 years without the full protections of the Voting Rights Act. Seventeen states have new restrictions in place for the first time ... it’s still a very uncertain situation."

The North Carolina court decision, like the passage of the Voting Rights Act itself, was preceded by years of nonviolent protest. In 1965, the center of activity was Selma, Alabama, where peaceful marchers were brutally attacked by state police as they crossed the Edmund Pettus Bridge, named for a Confederate general and Ku Klux Klan Grand Dragon. In North Carolina, the state NAACP chapter has organized thousands to engage in civil disobedience during its weekly "Moral Mondays" protests. Over half a century after the Voting Rights Act became law, the struggle continues.

Miembro de la Coordinadora Internacional TESORO y de la Federación Internacional de Comunicadores Populares (FICP)