Auto-Hermes
S XXI

Actualizada: 16/08/2016
 

Números del Boletín Internacional

Centro Internacional de Prensa

COORDINADORA INTERNACIONAL TESORO
SERVICIO DE INFOCOM

uto-HERMES
CENTRO NACIONAL DE DERECHOS DE AUTOR DE LA REPÚBLICA DE CUBA. REGISTRO 06746-6746

BOLETÍN DE INFORMACIÓN REFERATIVA Y FACTOGRÁFICA

Quién es quién en TESORO

Quienes somos

Google
WWW www.auto-hermes-sxxi.net

"La prensa no es aprobación bondadosa o ira insultante; es proposición, estudio, examen y consejo"

José Martí


Periódicos de hoy (todos)

Idiomas

Países

Organismos y Organizaciones


English


Français

Русский


África


Amlatin

Noram

Europa


Martianos HERMES


Editora Bolivar


Editora HERMES


Editora TESORO


Editora ESOPO

 

 

OTROS SERVICIOS ESPECIALES DE HERMES INTERNACIONAL

SERVICIOS TÉCNICOS

Información General Mundial

Mapamundi digital

Mapa de las enfermedades (Healthmap)

Seguidor de vuelos en tiempo real

Traductor Automático

RTpedia

Authorstream

OW-LY

Picasaweb

Radiocentro

HERMES AMÉRICA

MARTIANOS RADIO

ARIGUANABO RADIO

Telecentro

Cubavisión Internacional
 

REDES


Calameo

Soundcloud
  

Twitpic

Videocentro

HERMES English

HERMES Deutsch

HERMES Français

Гермес Русский

Hermes Português

RSI Martianos

COMUNICACIÓN POPULAR

@uto-hermes-sxxi

Red de Martianos

Red Social Integrada Martianos

 Martianos HERMES

ASÍ DE SIMPLE

Lo último




Los bombarderos rusos salen de Irán para atacar a los terroristas en Siria (video)


Rusia previno un ataque de la OTAN a Siria con 624 misiles de crucero


Por qué Hillary Clinton evita "cuidadosamente" la cuestión siria


Ataque con cuchillo en un tren de Austria deja al menos dos heridos


Turquía y Suecia se enfrentan por un tuit de Estocolmo


FUERTE VIDEO: Los kurdos matan a un terrorista del Estado Islámico en directo


Un 'hacker' filtra más datos sobre el Partido Demócrata


Los cascos de los ciclistas olímpicos chinos causan furor en las redes sociales (FOTOS)


Rusia resucita los trenes blindados con una función distinta de la original


Isinbáyeva: No perdonaré no haber sido admitida en los JJ.OO.


El misterio del tren del oro nazi está a punto de ser resuelto


Fotos que inmortalizaron los instantes previos de tragedias inesperadas


Hallan un antiguo templo de enormes dimensiones cerca de Stonehenge

NOTICIAS DE ACTUALIDAD
Efemérides: Acceso a la Enciclopedia cubana ECURED... ONU: Calendario de "días internacionales"

ACTUALIDAD
 

HERMES Internacional

COMUNICACIÓN POPULAR
 

Federación Internacional de Comunicadores Populares

EN VIVO

Actualidad RT

Hispan tv


Telesur tv

DERECHOS HUMANOS
 

 

 

 

 

PáginaTwitter list
Ana Belén Montes

Oscar López Rivera

Libertad para los presos políticos saharuis

DESARROLLO Y COOPERACIÓN
 

EDUCACIÓN, CIENCIA Y CULTURA
 
Twitter list Educación
Twitter list de Ciencia, Técnica y Tecnología

GUERRA Y PAZ
 

Página

Grupo

Twitter list "Contra la Guerra"
Twitter list sobreSiria

MUJER
 

OPINIÓN
 

 


Putin: "La visita de Erdogan confirma la intención de reconstruir las relaciones"

  RELACIONES BILATERALES Y MULTILATERALES
 
 Twitter list de Información diplomática

REDES SOCIALES AMIGAS
 


CUBAINFORMACIÓN

REDES SOCIALES DE TESORO
 


Ariguanabo


Derechos Humanos


Desarrollo y Cooperación


Educación, Ciencia y Cultura


Guerra y Paz


Hermes


Juventud y niñez


Martianos


Masones


Medicina


Mujer


Opinión


Patrimonio


Pueblos

 


LO ÚLTIMO. EN TIEMPO REAL

 


Guerra y Paz. Guerra fría. Guerra geoeconómica

 


Una guerra fría al servicio de una guerra
geoeconómica (.. y III)

Por Alberto Rabilotta y Michel Agnaïeff *

¿GUERRA FRÍA Y GUERRA SICOLÓGICA PARA LIBRAR LA BATALLA GEOECONÓMICA?

La "suspendida" presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo recientemente que la emergencia del grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) fue un evento sin precedentes en los asuntos internacionales, el alcance de una cima desde el punto de vista de los procesos multilaterales y de la construcción de un mundo multipolar, y sin duda en referencia a EE.UU. y sus aliados, señaló que "sabemos que eso metió miedo en algunos países".

Si como señala Wallerstein, el imperialismo estadounidense ya no es hegemónico, entonces el combate "a vida o muerte" contra cualquier alternativa socioeconómica al proyecto neoliberal, como lo ve la presidenta Dilma, nos permite entender las "urgencias" por parte de Washington y sus aliados de la OTAN para crear el fantasma de un "enemigo estratégico común", de una "guerra fría" que permita construir a "marcha forzada" una cohesión política e ideológica del "mundo occidental".

También las "justificaciones" para la arremetida ideológica, la represión policial, la intervención directa o la injerencia y la subversión política destinada a erradicar cualquier alternativa socioeconómica, sea nacional, regional o internacional, capitalista o no, que responda a legitimas necesidades sociales y económicas de los pueblos.

El cubano Fabián Escalante Font da una buena indicación para entender esta compleja realidad cuando señala que "el concepto de guerra sicológica se comenzó a formar en Estados Unidos a finales de la década del 40, en el pasado siglo, con el inicio de lo que se denominó la "guerra fría".

Es precisamente en 1951 que va a figurar por primera vez en el diccionario del Ejército norteamericano bajo la siguiente definición: "La guerra sicológica es el conjunto de acciones emprendidas por parte de una o varias naciones en la propaganda y otros medios de información contra grupos enemigos, neutrales o amigos de la población, para influir en sus concepciones, sentimientos, opiniones y conductas, de manera que apoyen la política y los objetivos de la nación o grupo de naciones a la cual sirve esta guerra sicológica".

Todo esto es aún más comprensible si lo incorporamos a la concepción que está poniéndose de moda, pero que en realidad es un "refrito" de lo que ha sido una antigua práctica en Washington, de "hacer la guerra por otros medios", que es asimismo el titulo (War by Other Means) de un reciente libro escrito por R. D. Blackwill y J. M. Harris, dos importantes ex funcionarios de ideología neoconservadora, y que recibió elogios en una reseña del Council on Foreign Relations (CFR), crisol de políticas imperialistas si hay uno.

Lo primero que el CFR destaca es que los autores "combinan su experiencia en política internacional en Administraciones Republicanas y Demócratas" para pedir que el gobierno de EE.UU. preste "al comportamiento geoeconómico" el mismo interés que presta a la cooperación sobre seguridad en las relaciones con los aliados y socios.

Y que de la misma manera -por ejemplo- utilice la posición que EE.UU. tiene como "superpotencia en energéticos" para ayudar a aliados como Polonia y Ucrania, y asegurar que el Tratado Transpacífico y el Tratado Transatlántico "sirvan para balancear las políticas geoeconómicas de China y Rusia".

Julian Snelder hace una reseña de este libro desde un punto de vista crítico, y destaca algunas citas que valen la pena aunque no digan algo nuevo, como que "la carrera por el liderato se pelea fundamentalmente en términos económicos", o que "para resolver los problemas exteriores Washington lleva muy rápido la mano a su pistola, en lugar de llevarla a su cartera".


Blackwill y Harris enfatizan que para ellos no se trata de que EE.UU. abandone su rol mundial, sino lo opuesto, o sea que "active una estrategia que maximice los intereses estadounidenses a través del comercio, las finanzas y las inversiones".

Snelder apunta que en ese libro se cita al "halcón" Edward Luttwak, quien parafrasea a Clausewitz cuando afirma que "la geoeconomía es la continuación de las antiguas rivalidades entre las naciones por medios industriales", y que los enemigos de EE.UU. en esta "confrontación geoeconómica son China, Rusia y otros Estados capitalistas en los cuales los gobiernos nacionales son los principales actores en el terreno de los negocios".

Añaden que Blackwill y Harris consideran que los bancos de desarrollo de China (BDCh) y de Brasil (BNDES) "pueden llevar adelante una diplomacia con capital en una escala no equivalente en Occidente".

Ante quienes piden el uso del comercio, las finanzas y las inversiones como armas, afirmando que en ese capítulo EE.UU. se la pasó "durmiendo una siesta", Snelder replica que "Cuba e Irán quizás estén en desacuerdo. Las sanciones están entre las herramientas geoeconómicas más poderosas que han sido usadas por EE.UU., con efectos devastadores".

Añade que incluso los autores de "War by Other Means" señalan que EE.UU. ha sido el principal país en imponer sanciones, en más de 120 ocasiones a lo largo del siglo pasado". Y recordando un poco de historia se puede agregar que desde el Tratado de Versailles (1919) la agresión a la Unión Soviética y luego a los países socialistas en general fue fundamentalmente en el terreno económico, comercial y tecnológico, para impedirles a esos países un desarrollo económico armonioso mediante su integración en el comercio internacional.

Esta política continúa, lo que puede llevar a decir que se prosigue la política de las cañoneras del Imperio Británico, pero bajo una forma más sofisticada.

Como antes, el imperialismo capitalista es la cuestión central.

La movilización por la paz se impone como nunca antes. Un número creciente de militantes políticos y sociales de Europa, EE.UU. y de otros países están concentrando sus esfuerzos en ese sentido. Esos militantes provienen de diferentes horizontes pero tienen en común el haber tomado consciencia de los desastres pasados y presentes del liberalismo económico desenfrenado.

Saben que ese liberalismo económico, en sus fases del siglo XIX, siempre condujo a conquistas imperialistas y a la rapiña colonial en los países del Sur, y a que en contrapartida en los países del Norte se implantara un sistema rentista y parasitario destructor de las sociedades.

Igualmente saben que ese liberalismo económico fue el origen de conflictos bélicos en Europa y de dos guerras mundiales (1914-1918 y 1939-1045). Y observando la realidad actual tienen consciencia que este liberalismo económico sólo puede profundizar aún más la ya enorme fractura social, y esto en todos los países del mundo, y llevar ineluctablemente a una forma de feudalismo, de servidumbre, como la descrita en los trabajos del economista Michael Hudson.

Las provocadoras políticas de EE.UU. y la OTAN, y las insensatas políticas de los dirigentes de ciertos países aliados en Europa y el Oriente Medio pueden fácilmente empujar el mundo al borde de una nueva guerra, esta vez con armas nucleares.

Un testigo de peso de la guerra fría, el General (retirado) George Lee Butler, que de 1991 a 1994 fue Comandante de la Fuerza Aérea Estratégica y de su reemplazo, el Comando Estratégico, o sea el primer Comandante del fin de la Unión Soviética y de la Guerra Fría, al menos en teoría, condena en sus memorias las estrategias de confrontación militar en la era nuclear.

Según él "no tienen justificación militar o política", porque "la guerra nuclear al por mayor" -del tipo que él y sus colegas preveían, planificaban y simulaban en ejercicios- "habría hecho insustentable la vida, tal como la conocemos", porque "miles de millones de personas, animales, todo lo viviente, perecerían bajo las peores condiciones agonizantes que pudieran ser imaginadas".

Hoy día, y por todo esto, el antiimperialismo vuelve a ser la cuestión central en la lucha contra el capitalismo realmente existente y las oligarquías nacionales mundializadas y mundialistas, y eso para luchar por la supervivencia de las sociedades y el equilibrio ecológico del planeta.
 

Miembro de la Coordinadora Internacional TESORO y de la Federación Internacional de Comunicadores Populares (FICP)