Auto-Hermes
S XXI

Actualizada: 20/08/2016
 

Números del Boletín Internacional

Centro Internacional de Prensa

COORDINADORA INTERNACIONAL TESORO
SERVICIO DE INFOCOM

uto-HERMES
CENTRO NACIONAL DE DERECHOS DE AUTOR DE LA REPÚBLICA DE CUBA. REGISTRO 06746-6746

BOLETÍN DE INFORMACIÓN REFERATIVA Y FACTOGRÁFICA

Quién es quién en TESORO

Quienes somos

Google
WWW www.auto-hermes-sxxi.net

"La prensa no es aprobación bondadosa o ira insultante; es proposición, estudio, examen y consejo"

José Martí


Periódicos de hoy (todos)

Idiomas

Países

Organismos y Organizaciones


English


Français

Русский


África


Amlatin

Noram

Europa


Martianos HERMES


Editora Bolivar


Editora HERMES


Editora TESORO


Editora ESOPO

 

 

OTROS SERVICIOS ESPECIALES DE HERMES INTERNACIONAL

SERVICIOS TÉCNICOS

Información General Mundial

Mapamundi digital

Mapa de las enfermedades (Healthmap)

Seguidor de vuelos en tiempo real

Traductor Automático

RTpedia

Authorstream

OW-LY

Picasaweb

Radiocentro

HERMES AMÉRICA

MARTIANOS RADIO

ARIGUANABO RADIO

Telecentro

Cubavisión Internacional
 

REDES


Calameo

Soundcloud
  

Twitpic

Videocentro

HERMES English

HERMES Deutsch

HERMES Français

Гермес Русский

Hermes Português

RSI Martianos

COMUNICACIÓN POPULAR

@uto-hermes-sxxi

Red de Martianos

Red Social Integrada Martianos

 Martianos HERMES

ASÍ DE SIMPLE

Recomendamos




Viaje a la utopía: la vida de una comuna igualitaria en EE.UU.


Hay más de 20.000 matrimonios polígamos en Italia y la ley no los castiga


Un conductor vasco bate el récord mundial de alcohol en sangre


Preocupación en EE.UU. por la salud de Hillary Clinton


Revelan un vínculo profundo entre las aletas y las extremidades

NOTICIAS DE ACTUALIDAD
Efemérides: Acceso a la Enciclopedia cubana ECURED... ONU: Calendario de "días internacionales"

ACTUALIDAD
 

HERMES Internacional

COMUNICACIÓN POPULAR
 

Federación Internacional de Comunicadores Populares

EN VIVO

Actualidad RT

Hispan tv


Telesur tv

DERECHOS HUMANOS
 

 

 

 

 

PáginaTwitter list
Ana Belén Montes

Oscar López Rivera

Libertad para los presos políticos saharuis

DESARROLLO Y COOPERACIÓN
 

EDUCACIÓN, CIENCIA Y CULTURA
 
Twitter list Educación
Twitter list de Ciencia, Técnica y Tecnología

GUERRA Y PAZ
 

Página

Grupo

Twitter list "Contra la Guerra"
Twitter list sobreSiria

MUJER
 

OPINIÓN
 

 


‘Rusia utiliza base aérea iraní para evitar espionaje por satélite’
Una de las razones por las que Rusia decidió utilizar la Base Aérea de Hamadán era la de limitar los efectos del espionaje por satélite sobre los bombardeos rusos.

  RELACIONES BILATERALES Y MULTILATERALES
 
 Twitter list de Información diplomática

REDES SOCIALES AMIGAS
 


CUBAINFORMACIÓN

REDES SOCIALES DE TESORO
 


Ariguanabo


Derechos Humanos


Desarrollo y Cooperación


Educación, Ciencia y Cultura


Guerra y Paz


Hermes


Juventud y niñez


Martianos


Masones


Medicina


Mujer


Opinión


Patrimonio


Pueblos

 


LO ÚLTIMO. EN TIEMPO REAL

 


Juegos Olímpicos. Cambio climático


Fuera de juego: el cambio climático podría dejarnos sin Juegos Olímpicos en el futuro cercano
Amy Goodman y Denis Moynihan

Cuenta la leyenda que la primera maratón tuvo lugar en la Grecia antigua, en el año 490 A.C. Los atenienses habían impedido la invasión de los persas y enviaron a un mensajero a que fuera corriendo a llevar la noticia de la victoria desde el lugar de la batalla, la ciudad de Maratón, hasta la capital, Atenas. Corrió alrededor de 40km, entregó el mensaje y, acto seguido, se desplomó y murió al instante. Los historiadores cuestionan la veracidad de la leyenda, pero sigue siendo un mito fundacional del popular acontecimiento. Ahora, el futuro de la maratón en particular, y de los Juegos Olímpicos en general, podría estar en peligro. Un informe que acaba de publicar la revista médica británica The Lancet da a entender que para el año 2085 casi todas las ciudades que podrían ser anfitrionas de los Juegos Olímpicos serán demasiado calurosas para realizar eventos al aire libre.

Kirk Smith, catedrático de salud ambiental mundial de la Universidad de California, Berkeley, encabezó el equipo que redactó el artículo para The Lancet. Smith escribió: “La maratón es la actividad que exige mayor resistencia y, por consiguiente, da una buena idea de si las condiciones serán seguras para otras disciplinas olímpicas”. El científico observó que las temperaturas extremadamente elevadas ya han provocado que se cancelaran maratones, como ocurrió con la maratón de Chicago en 2007. Durante las pruebas de clasificación para elegir al equipo olímpico estadounidense que iría a los Juegos Olímpicos de Río este año, realizadas en Los Ángeles, el 30% de los corredores abandonaron la carrera debido al calor. El informe señala que: “En 2085, solamente 8 de las 543 ciudades fuera de Europa Occidental con capacidad de ser anfitrionas de los Juegos entrarían dentro de la categoría de bajo riesgo. Es decir, sólo el 1,5 por ciento”.

Los investigadores de The Lancet aprovecharon que las miradas de todo el mundo están puestas en los Juegos Olímpicos para plantear un hecho más importante: “Después de 2050, el mundo afrontará graves dificultades debido a que el grado y la velocidad del cambio climático podrían exceder la capacidad de adaptación de la sociedad”, escribieron los científicos. La mitad de los trabajadores del mundo trabajan al aire libre, acotaron, y los espacios exteriores, al igual que los espacios interiores sin refrigeración adecuada, son cada vez menos seguros. Advierten que “los golpes de calor tras realizar esfuerzo físico y sus consecuencias negativas, incluida la muerte, se volverán una parte fundamental del trabajo al aire libre en todo el mundo”. Si tomamos el ejemplo de otro deporte, miles de trabajadores están trabajando en condiciones de calor extremo en Qatar, construyendo estadios para el Campeonato Mundial de Fútbol de 2022 que se realizará en ese país. La Confederación Sindical Internacional estima que “más de 7.000 trabajadores morirán antes de que se patee la primera pelota de la Copa del Mundo de 2022”.

Estas terribles condiciones refuerzan la necesidad urgente de abordar la amenaza del problema climático. El Acuerdo de París alcanzado en diciembre aspira a poner un límite máximo de 1,5 a 2 grados Celsius al aumento promedio de la temperatura mundial. La ciencia sugiere, cada vez con mayor contundencia, que el clima está cambiando más rápido de lo previsto y que es necesario adoptar medidas en forma urgente. Cada día que pasa en que se debate este problema y se adoptan soluciones a medias, el problema se vuelve cada vez más difícil, sino imposible, de resolver.

Estados Unidos ha sido el mayor emisor de gases de efecto invernadero en la historia de la humanidad. Hemos quemado combustibles fósiles en forma desenfrenada durante siglos. Según la Administración de Información Energética del país: “Más del 80% del consumo total de energía en Estados Unidos durante los últimos 100 años han provenido exclusivamente de tres fuentes de combustibles fósiles: pétroleo, gas natural y carbón”. Si bien el uso de fuentes renovables, principalmente la energía solar y eólica, están aumentando, siguen representando una pequeña porción de lo que deberían para cumplir las promesas realizadas durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático celebrada en París.

El Presidente Barack Obama acaba de anunciar lo que probablemente será su última orden sobre estándares de vehículos eficientes. Su legado climático es considerablemente limitado (teniendo en cuenta, por supuesto, que tuvo que enfrentar en estos asuntos la firme oposición de los negadores del cambio climático del partido Republicano). Pero, ¿qué hay de los dos posibles sucesores de Obama? Hillary Clinton reconoce que el cambio climático es un problema urgente, pero ha dado una señal contraria al anunciar, esta semana, que su equipo de transición estaría encabezado por Ken Salazar, ex Secretario del Interior y ex senador de Estados Unidos por Colorado. Salazar ha promovido con entusiasmo la fracturación hidráulica y apoya la construcción del oleoducto Keystone XL y el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés).

Por su parte, Donald Trump ha descrito el cambio climático como un “engaño”. Mientras Trump asistió esta semana a su primera reunión informativa sobre información clasificada de seguridad nacional de Estados Unidos, el Golfo de México está siendo azotado por lluvias torrenciales e inundaciones. Al menos 11 personas han muerto y más de 20.000 fueron evacuadas de sus hogares en Baton Rouge y las zonas aledañas. En el sur de California, siguen los incendios forestales provocados por las graves sequías consecuencia del cambio climático, que han obligado a más de 82.000 personas a abandonar sus hogares. Julio fue el mes más caluroso de la historia desde que se llevan registros. Como parte de la información clasificada, a Trump le deberían mostrar las conclusiones del Pentágono, que durante años ha identificado el cambio climático como una de las peores amenazas a la seguridad nacional.


For Future Summer Olympics, Climate Change is No Game
By Amy Goodman & Denis Moynihan

The first marathon, legend has it, occurred in ancient Greece in 490 B.C. The Athenians had repelled an invasion by the Persians, and a messenger was dispatched to run from the scene of the battle, the city of Marathon, to the capital at Athens, with news of the victory. He ran the distance, about 26 miles, delivered his message and collapsed, dying on the spot. Scholars question the accuracy of the legend, but it persists as a founding myth of the popular event. The future of the marathon, and of the Summer Olympics in general, may be at risk. A report just published in the British medical journal The Lancet suggests that by the year 2085, almost all of the cities that could host the Summer Games will be too hot for outdoor events.

"The marathon is the most demanding endurance event, and thus provides a fair indication of whether conditions are likely to be safe for any other Olympic event," wrote the scientists, led by Kirk Smith, professor of global environmental health at the University of California, Berkeley. They noted that extreme high temperatures have already caused marathons to be canceled, like the 2007 Chicago Marathon. At the U.S. Olympic marathon trials held in Los Angeles to choose the team for the Rio Olympic Games this year, 30 percent of the runners dropped out of the race due to the heat. "By 2085, only eight (1.5 percent) of 543 cities outside of western Europe would meet the low-risk category," they wrote.

The Lancet researchers made use of the global attention being paid to the Olympics to make a bigger point: "The world beyond 2050 poses increasingly difficult challenges ... because the extent and speed of change might exceed society’s ability to adapt." Half the world’s workers work outdoors, they note, and, increasingly, the outdoors, and indoor spaces without cooling, are becoming unsafe. They warn that "exertional heat stroke and its negative outcomes, including mortality, will become a large part of outdoor work around the world." Drawing from another sports example, thousands of workers are toiling in extreme heat in Qatar, building the stadiums for the 2022 World Cup soccer championships. The International Trade Union Confederation estimates that "more than 7,000 workers will die before a ball is kicked in the 2022 World Cup."

These dire conditions stress the urgent need to address the threat of climate disruption. The Paris Agreement reached last December aspires to limit the global average temperature rise to 1.5 degrees Celsius, at the most 2 degrees C (2.7-3.6 degrees Fahrenheit). The science increasingly suggests that the climate is changing faster than predicted, and that urgent action is needed now. With each passing day of debate and half-measures, the problem gets harder — if not impossible — to solve.

Historically, the world’s greatest emitter of greenhouse gases has been the United States. We have been burning fossil fuels with abandon for centuries. According to the U.S. Energy Information Administration, "Three fossil fuels — petroleum, natural gas, and coal — have provided more than 80 percent of total U.S. energy consumption for more than 100 years." While renewable sources, primarily wind and solar, are increasing, these are still a fraction of where they need to be in order to meet the pledges made in Paris at the "COP 21" climate summit.

President Barack Obama just announced what will likely be his final order on vehicle fuel-efficiency standards. His climate legacy is now set, and is remarkably limited (noting, of course, the staunch opposition of the climate-change deniers in the Republican Party leadership). What of Obama’s two most likely successors, though? Hillary Clinton acknowledges that climate change is an urgent issue, but signaled otherwise when, this week, she announced that her transition team will be led by Ken Salazar, former interior secretary and former U.S. senator from Colorado. Salazar has enthusiastically pushed fracking and is a proponent of both the Keystone XL pipeline and the Trans-Pacific Partnership.

Donald Trump, meanwhile, has described climate change as a "hoax." As Trump received his first classified U.S. national-security briefing this week, the Gulf Coast is suffering from sustained rain and flooding, with at least 11 people killed and more than 20,000 people evacuated from their homes in and around Baton Rouge. In Southern California, wildfires rage, spurred by severe, climate-change-induced drought, forcing more than 82,000 people from their homes. July was also the hottest month in recorded history. As part of his classified briefing, Trump should be shown the Pentagon’s findings, which for years now have identified climate change as one of the most serious threats to our national security.
 

Miembro de la Coordinadora Internacional TESORO y de la Federación Internacional de Comunicadores Populares (FICP)