Auto-Hermes S XXI

Actualizada: 13/08/2018


"La prensa no es aprobación bondadosa o ira insultante; es proposición, estudio, examen y consejo"

José Martí

COORDINADORA INTERNACIONAL TESORO SERVICIO DE INFOCOM

Google
WWW www.auto-hermes-sxxi.net

uto-HERMES
CENTRO NACIONAL DE DERECHOS DE AUTOR DE LA REPÚBLICA DE CUBA. REGISTRO 06746-6746

BOLETÍN DE INFORMACIÓN REFERATIVA Y FACTOGRÁFICA


COMUNICACIÓN POPULAR

 

Servicio Twitter en tiempo real

@uto-hermes-sxxi

TESORO de Canarias

Red de Martianos

Red Social Integrada Martianos

 Martianos HERMES

Flipboard Magazine
Servicio InfoCom en Pinterest
(Seleccione la casilla de su interés para acceder a la información específica)

No Comments

En Audio

En vídeo

NOTICIAS DE ACTUALIDAD
Firmas selectas de: Prensa Latina ..... Sputniknews ..... Telesurtv ..... Hispantv .....

ACTUALIDAD

HERMES Internacional

COMUNICACIÓN POPULAR
 

Federación Internacional de Comunicadores Populares

EN VIVO

Actualidad RT


CGTN


Hispan tv



Telesur tv

Venezolana de tv

TELECENTRO TESORO - PL
 

DERECHOS HUMANOS

DESARROLLO Y COOPERACIÓN

EDUCACIÓN, CIENCIA Y CULTURA
 

GUERRA Y PAZ
 

MUJER
 

OPINIÓN
 

 RELACIONES BILATERALES Y MULTILATERALES
 

REDES SOCIALES AMIGAS
 


CUBAINFORMACIÓN

REDES SOCIALES INTEGRADAS DE TESORO
 


Ariguanabo


Bolivarianos


Derechos Humanos


Desarrollo y Cooperación


Educación, Ciencia y Cultura


Guerra y Paz


Hermes


Juventud y niñez


Martianos


Medicina


Mujer


Opinión


Patrimonio


Pueblos


LO ÚLTIMO. EN TIEMPO REAL


Sitio

Facebook

Youtube


Sitio


Vídeos


Facebook


Youtube


Sitio


Facebook


Youtube

RECOMENDADO

 

TESORO. Los proyectos (III)
Proyecto Martianos (VI).
La ETAPA 3: Cuba (II).
Por Orestes Martí


ETAPA 3: Cuba
-La Habana (Casa Natal e instituciones vinculadas a Martí)
-Isla de la Juventud (Casa de José Martí o Finca El Abra)
-Playitas de Cajobabo - Dos Ríos

1.- Antecedentes.

Según se ha señalado con anterioridad, el volumen de información disponible ha obligado a subdividir la Etapa correspondiente a Cuba en tres partes; en la presente nos referimos a La breve estadía del Héroe Nacional en tierras cubanas.

Como es conocido, Marti regresa a Cuba al cesar la guerra de 1868 y rápidamente comienza a conspirar en lo fue fuera la génesis de la denominada Guerra Chiquita (1).

En la isla, pronuncia discursos, escribe, trabaja como pasante de abogado y es detenido en 1879, siendo nuevamente deportado a España, de donde logró escapar posteriormente pasando a los Estados Unidos de América lugar en el que residirá largo tiempo -hasta 1895- salvo una breve ausencia de algunos meses en que fue a Venezuela.

De sus andanzas por Cuba en este período al que nos hemos referido, apuntemos algunos hechos y fechas a tener en cuenta en la elaboración de esa parte del Proyecto. 

2.- Martí nuevamente en Cuba. Breve resumen de acontecimientos históricos

1877
Enero 1 Martí viaja a La Habana para crear condiciones para el regreso de la familia En Veracruz aborda el barco Ebro con destino a Cuba.
Enero 6 Llega a la Habana, en donde permanece sólo por 48 días, hasta el 24 de febrero, y realiza gestiones para alojar a sus familiares y conseguir trabajo para el padre. Gestiones estas que lleva a feliz término.
Febrero 2 Envía parte del dinero que necesita la familia para realizar el viaje. La familia recibe el dinero que les envía para el regreso a La Habana.
Febrero Recibe del padre de Fermín cartas dirigidas a personas en Guatemala que pueden encauzarlo en aquel país.
Febrero 24 Aborda el vapor City of Havana que sale hacia Guatemala vía México. utiliza el nombre de Julián Pérez, según dice, para no mentir nada más que lo necesario.

TESORO. Los proyectos (III) Proyecto Martianos (VI). La ETAPA 3: Cuba (II). Por Orestes Martí1878
Agosto 28 Parte hacia Cuba -junto a su esposa Carmen Zayas Bazán- desde el puerto de Trujillo (Honduras) en el vapor Nuevo Barcelona.
Agosto 31 Llegan a La Habana.
Octubre La familia reside en Tulipán 32; está en labores conspirativas junto a otros cubanos.
Noviembre 22 Nace su hijo José Francisco. Probablemente se entrevistara ese mismo mes con su antiguo maestro Rafael María de Mendive

1879
Enero Se muda a Industria numero 115. Trabaja como pasante en el bufete de Nicolás Azcárate. Allí conoce a Juan Gualberto Gómez
Enero 22 Pronuncia un discurso en honor a Alfredo Torroella en el Liceo de Guanabacoa. Según C. Vitier fue el 28 de febrero.
Enero 30 El Liceo Artístico y Literario de Regla le expide el certificado de miembro de esta institución cultural.
Marzo 7 Participa en las discusiones científico literarias en el Liceo de Guanabacoa, específicamente sobre el tema "El idealismo y el realismo en la literatura dramática"
Abril Rechaza el ofrecimiento de Urbano Sánchez Hechevarría, presidente del Partido Autonomista en Santiago de Cuba, de presentar su candidatura a un acta para diputado a las Cortes.
Abril 6 Es bautizado su hijo con el nombre de José Francisco Martí y Zayas Bazán, en la iglesia Nuestra Señora de Monserrate.
Abril 27 Habla en el Liceo de Guanabacoa en el homenaje a Rafael Díaz Albertini. Está presente el capitán general Ramón Blanco que lo califica como "un loco peligroso".
Abril 27 Es detenido en Amistad numero 42 entre Neptuno y Concordia.
Mayo 17 Funge como director de la velada del Liceo de Guanabacoa por estar enfermo Azcárate; se continúa el debate sobre el origen del hombre.
Septiembre 18-24 Se dispone su deportación a Ceuta sin juicio previo.
Septiembre 24 Se le expide pasaporte para el traslado a España, a disposición del Gobernador civil de Santander.
Septiembre 25 Sale deportado para España en el vapor Alfonso XII

(1) ECURED. Guerra Chiquita. Levantamiento armado que duró menos de un año, pero fue una clara indicación que la Paz del Zanjón no era el último capítulo. La manera que terminó la Guerra de los Diez Años, y las consecuencias políticas y económicas de esta, dejaron descontento a los que habían luchado heroicamente por la libertad de Cuba durante diez largos años. Esto condujo a una nueva revolución fomentada por varios Generales de la Revolución, dando inicio a este levantamiento.

La Guerra Chiquita. El 24 de agosto de 1879, en los campos cubanos volvieron a escucharse los disparos redentores, que pretendían conquistar la verdadera paz con independencia y abolición de la esclavitud, que se había frustrado con el Pacto del Zanjón; comenzaba la Guerra Chiquita, una nueva etapa liberadora del pueblo cubano. La Guerra Chiquita fue un movimiento armado que no llegó a alcanzar carácter nacional y en la práctica, constituyó la suma de varios alzamientos en determinadas zonas de Oriente y Las Villas, sin un plan único ni vínculos entre sí, y fue liderado por Calixto García.

Su organización. El trabajo organizativo para llevar nuevamente la lucha armada a Cuba comienza en marzo de 1878, por iniciativa y bajo la dirección de Manuel de la Cruz Beraza, quien convocó en Nueva York a una reunión de cubanos (Convención Popular) en la que se acordó crear una comisión de tres ciudadanos para la preparación de un plan para la acción. Está quedó compuesta por el propio Manuel de la Cruz Beraza, Agustín Muñoz y Feliciano Valdés.
Elaborado el documento por ellos, se efectuó una segunda reunión, en la que se acordó la constitución de un Comité Revolucionario de la Emigración Cubana para apoyar en lo posible a los combatientes que continuaban la lucha armada en Cuba.
Días mas tardes, el 17 de marzo, se lleva a cabo una tercera reunión donde se ratificaba a los miembros del entonces llamado Comité de los Cinco, bajo la presidencia de José Francisco Lamadriz, comenzó a realizar sus tareas para tratar de apoyar a los combatientes que se mantenían en armas en Las Villas y Oriente.
Los emigrados de Nueva York y Cayo Hueso, donde eran más fuertes las colonias cubanas de la emigración, dieron de inmediato su contribución a la causa. Si bien esta no fue significativa, manifestaba claramente su espíritu intransigente que contrastaba con el desaliento y confusión imperantes entre los cubanos radicados en Jamaica. Lógicamente, estos últimos fueron factores determinantes en el fracaso de las gestiones de Antonio Maceo en Kingston, a diferencia de los resultados obtenidos al llegar a Nueva York, donde si encontró un ofrecimiento efectivo. Sin embargo, ya era tarde: el 17 de junio de 1878, Maceo informaba a los emigrados cubanos en Nueva York sobre la terminación de la Guerra en Cuba el 29 de mayo y de que, por tanto, cesaban sus trabajos para salvar la Guerra Grande, y regresaba nuevamente a Jamaica, donde radicaría.
El 9 de junio de 1878, había sido puesto en libertad, en virtud de los acuerdos del Zanjón, el mayor general Calixto García Iñiguez, quien se encontraba preso en la península. Inmediatamente después de organizar sus asuntos privados, este se incorporó de lleno a las actividades conspirativas. Algo después, se sumó a las tareas independentistas en Estados Unidos el mayor general Carlos Roloff, quien había dejado una red conspirativa organizada en el occidente de Cuba.
En un gesto de sumo desinterés patriótico, los miembros del Comité de los Cinco declinaron la dirección de la conspiración a favor de Calixto García, y el Comité Revolucionario de la Emigración Cubana pasó a llamarse Comité Revolucionario Cubano, ya que se incluiría en él a los patriotas de Cuba.
Así, a pesar de sus logros organizativos y de sus intentos por crear un movimiento de carácter nacional y un mando militar único –y no obstante su aspiración a la unidad de todos los partidarios de la independencia en la emigración- el Comité no logró superar adecuadamente divisiones tan importantes como las regionales y las raciales ni las que habían tenido su origen en la oposición entre los llamados “militares” y los llamados “civiles” durante la anterior contienda de los Diez Años.
En marzo de 1879, habían sido detenidos y deportados por las autoridades colonialistas Flor Crombet, Pedro Martínez Freire, Mayía Rodríguez y Pablo Beola. Posteriormente, Silverio del Prado había sido hecho prisionero por el antiguo miembro de las fuerzas auxiliares españolas Santos Pérez, que militaba, como doble agente, en las filas patrióticas.
Estas detenciones dieron la alarma a los revolucionarios, que se vieron obligados a comenzar la guerra con los pocos recursos con que contaban. Fue así como los conspiradores, fundamentalmente de Oriente, donde las presiones eran mayores, comenzaron a precipitar los levantamientos.

Levantamiento en armas. El 24 de agosto de 1879 se levantó en armas el brigadier Belisario Grave de Peralta, secundado por el teniente coronel Cornelio Rojas, los comandantes Remigio Almaguer y Luis Hechavarría, y unos 200 hombres, en el lugar conocido por San Lorenzo, cerca del Río La Rioja, Holguín, donde se pronunció el Grito de Independencia o Muerte.
El alzamiento principal se produjo en la Plaza La Yerba, en Santiago de Cuba, donde el 26 de agosto el general José Guillermo Moncada, los coroneles José Maceo y Quintín Bandera, el teniente coronel Rafael Maceo y otros jefes y oficiales con unos 400 hombres, salieron de la ciudad a ocupar las regiones previstas, independientemente de que no pudieron cumplir el plan inicial del levantamiento, organizado por Martínez Freire.
El 27 de agosto, se levantaron Ángel Guerra, en Holguín; Esteban Varona en Las Tunas y Luis de Feria, en Alcalá. A estos alzamientos se sumaron otros: el 23 de septiembre, en Baracoa, al frente de 200 hombres, se levantó el coronel Limbano Sánchez; el 5 de octubre, Mariano Torres y Jesús Rabí lideraron los levantamientos de Bayamo, Jiguaní y Baire. A partir del 9 de noviembre se levantaron los grupos comprometidos en Las Villas, al frente de los cuales estaban el coronel Francisco Carrillo; el brigadier Ángel Maestre, en Remedios; el general de brigada Serafín Sánchez, en Sancti Spíritus; Francisco Jiménez, en Arroyo Blanco; Cecilio González, en Ciénaga de Zapata; Emilio Núñez y el comandante Zamora, en Sagua. La región de Matanzas no llegó a levantarse y en el occidente, el 17 de septiembre fueron detenidos José Martí, Juan Gualberto Gómez, José Antonio Aguilera y Anita Pando, con lo que se frustró el alzamiento de Güines. Según el autor español Gonzalo Reparaz, durante la Guerra Chiquita “salieron al campo 8 mil 243 personas, de las cuales mil 900 eran mujeres y niños”, lo que niega la aludida fatiga del pueblo cubano como causa del Pacto del Zanjón.
Los jefes alzados en Oriente y Las Villas esperaban con ansiedad el arribo a Cuba de los mayores generales Calixto García, Antonio Maceo, Carlos Roloff y otros, para que ejercieran la dirección político-militar de la guerra. Las autoridades españolas habían puesto en funcionamiento un plan para controlar el movimiento de los principales jefes de la Guerra del 68, tanto en Cuba como en el extranjero y desplegaron además una intensa propaganda sobre el peligro de la “guerra de razas”.
A partir del 20 de septiembre declararon al Departamento Oriental en estado de guerra y el 17 de noviembre, al de Las Villas. Además, incrementaron la represión y reforzaron esos territorios con fuerzas traídas de otras partes de la Isla, incluyendo a 10. mil soldados que arribaron a Cuba entre los meses de octubre y noviembre, y otros 18 mil más que se recibieron a principios de 1880, con los cuales hicieron frente a los levantamientos.

Miembro de la Coordinadora Internacional TESORO y de la Federación Internacional de Comunicadores Populares (FICP)

Para inscribirse y publicar en el grupo HERMES enviar correo a auto-hermes@googlegroups.com