Auto-Hermes S XXI

Actualizada: 20/08/2018


"La prensa no es aprobación bondadosa o ira insultante; es proposición, estudio, examen y consejo"

José Martí

COORDINADORA INTERNACIONAL TESORO SERVICIO DE INFOCOM

Google
WWW www.auto-hermes-sxxi.net

uto-HERMES
CENTRO NACIONAL DE DERECHOS DE AUTOR DE LA REPÚBLICA DE CUBA. REGISTRO 06746-6746

BOLETÍN DE INFORMACIÓN REFERATIVA Y FACTOGRÁFICA


COMUNICACIÓN POPULAR

 

Servicio Twitter en tiempo real

@uto-hermes-sxxi

TESORO de Canarias

Red de Martianos

Red Social Integrada Martianos

 Martianos HERMES

Flipboard Magazine
Servicio InfoCom en Pinterest
(Seleccione la casilla de su interés para acceder a la información específica)

No Comments

En Audio

En vídeo

NOTICIAS DE ACTUALIDAD
Firmas selectas de: Prensa Latina ..... Sputniknews ..... Telesurtv ..... Hispantv .....

ACTUALIDAD

HERMES Internacional

COMUNICACIÓN POPULAR
 

Federación Internacional de Comunicadores Populares

EN VIVO

Actualidad RT


CGTN


Hispan tv



Telesur tv

Venezolana de tv

TELECENTRO TESORO - PL
 

DERECHOS HUMANOS

DESARROLLO Y COOPERACIÓN

EDUCACIÓN, CIENCIA Y CULTURA
 

GUERRA Y PAZ
 

MUJER
 

OPINIÓN
 

 RELACIONES BILATERALES Y MULTILATERALES
 

REDES SOCIALES AMIGAS
 


CUBAINFORMACIÓN

REDES SOCIALES INTEGRADAS DE TESORO
 


Ariguanabo


Bolivarianos


Derechos Humanos


Desarrollo y Cooperación


Educación, Ciencia y Cultura


Guerra y Paz


Hermes


Juventud y niñez


Martianos


Medicina


Mujer


Opinión


Patrimonio


Pueblos


LO ÚLTIMO. EN TIEMPO REAL


Sitio

Facebook

Youtube


Sitio


Vídeos


Facebook


Youtube


Sitio


Facebook


Youtube

RECOMENDADO

 

TESORO. Los proyectos (III)
Proyecto Martianos (X).
Por Orestes Martí

La ETAPA 5: Nuestra América
- Guatemala
- México
- República Dominicana

- Venezuela

Al igual que en las etapas anteriores, se acometerá dos tipos de acciones concretas: las relacionadas con el “tejido social” y las referidas al adecuado empleo de las infraestructura técnico tecnológica integrada en la Plataforma Interactiva de TESORO.

1.- Acciones a desarrollar con el “tejido social”.

a) establecer relaciones de trabajo con organizaciones sociales con vistas a lograr un intercambio fructífero de pensamientos y acciones coordinadas.
b) organizar un plan de trabajo territorial -a corto, mediano y largo plazos-, con las entidades identificadas con el tema.
c) brindar la posibilidad de participación a cualquier asociación o entidad que desee hacerlo de manera independiente, sobre la base de la aceptación de nuestros principios básicos de cooperación y de respeto al pensamiento plural; esta participación será expresamente definida en documentos y convenios de cooperación.
d) definir la participación de las diferentes entidades en la Ruta Internacional Martiana y en la zona de Centro América, especialmente con las redes sociales que forman parte o se relacionan con TESORO.
e) generar nuevas iniciativas que permitan no solo la aplicación práctica de las aportadas por otras redes de martianos en el mundo sino que sirvan para perfeccionar el estudio y los conocimientos del pensamiento y la obra martiana en su conjunto.

2.- Acciones a desarrollar con las herramientas e infraestructura de InfoCom.

a) fortalecer la infraestructura de InfoCom de TESORO en las redes sociales y posibilitar su utilización por parte de los participantes en el Programa; especial atención se dará a la participación “cooperada” en las principales redes globales y se establecerá un procedimiento de trabajo para las microredes.
b) desarrollar la actividad de la Comunicación Popular y su participación en la sociedad.
c) organizar la formación de “Comunicadores populares” en el manejo de las tecnologías de la InfoCom así como el desarrollo y empoderamiento de las personas que se interesen por llevar a cabo acciones utilizando las mismas.
d) garantizar la participación de las personas y las entidades que lo deseen en el manejo de las herramientas públicas que se definan por TESORO.

3.- Resumen cronológico de algunos hechos históricos vinculados con República Dominicana

1882
Julio
28 Se comunica con Máximo Gómez, para convocarlo a que se incorpore a los preparativos de una nueva contienda en Cuba. Se dirige a Antonio Maceo con los mismos objetivos que a Máximo Gómez. Ambas misivas las lleva Flor Crombet, quien va a Honduras.
Octubre 8 Máximo Gómez le responde que aún es pronto para iniciar otra acción bélica en Cuba, pero que siempre estará dispuesto a incorporarse a la lucha por la libertad de la Isla.

1884
Octubre

2 Se reúne por primera vez con los generales Gómez y Maceo.
18 Sostiene una entrevista con los generales Máximo Gómez y Antonio Maceo durante la cual tiene un incidente con el primero y una conversación con Maceo que le confirman su no coincidencia con los métodos del movimiento que se gesta.
20 Envía carta a Gómez donde expone las causas por las que se separa de los planes que este y Maceo dirigen. Escribe en la memorable carta a Gómez: “Un pueblo no se funda, general, como se manda un campamento”
Noviembre
Responde a Antonio Zambrana, que insulta en Tammany Hall a todos los que no apoyan el plan Gómez - Maceo
13 Le escribe a Manuel Mercado. Necesidad de conseguir algún trabajo de un periódico mexicano que le permita aliviar su situación económica. Una buena parte del dinero que gana lo envía a su madre en Cuba. Referencias al incidente con Gómez.

1887
Diciembre
16 Firma, con los demás integrantes de la Comisión ejecutiva, una carta dirigida, entre otros, a Máximo Gómez y Antonio Maceo: "Con la fe de la honradez y la fuerza del patriotismo nos dirigimos a Ud. por encargo de los cubanos de Nueva York excitados y acompañados por los de Cayo Hueso y Filadelfia, para tomar su parecer y exponerle el de los cubanos de esta ciudad, sobre el modo más rápido y certero de organizar por fin dentro y fuera de Cuba, con la cordialidad digna de los grandes causas, la guerra que ya mira el país con menos miedo y en que parece estar hoy su esperanza única"..

1888
Enero

25 Máximo Gómez le expresa su deseo de participar en la lucha por la independencia de Cuba.

1892
Septiembre

9 Parte hacia Fort Liberté. Llega a Montecristi y se dirige a la casa comercial de Juan Isidro Meneses, donde trabaja Francisco Gómez Toro, hijo del general. Visita el hogar de este, y posteriormente se aloja en la casa de huéspedes de Catalina Ramos.
11 El viejo mambí residía entonces con su familia en Montecristi, a la vez que, a unas 20 leguas (unos 80 kilómetros) de la localidad, atendía su finca La Reforma. El 11 de septiembre tuvo lugar el encuentro en esta última. La entrevista entre aquellos hombres de fuerte temperamento, unidos por un mismo ideal, transcurrió en un clima altamente favorable, y el Maestro obtuvo todo el apoyo que había ido a recabar. Las conversaciones se prolongan hasta la partida del Delegado.
13 El día 13 se trasladan a Santiago de los Caballeros y se alojan en la casa del médico cubano Nicolás Ramírez. Allí redacta Martí la carta en que, a nombre del Partido Revolucionario Cubano (PRC), ruega al general Gómez "que repitiendo su sacrificio ayude a la revolución como encargado supremo del ramo de la guerra, a organizar dentro y fuera de la Isla el ejército libertador". El Apóstol, al tiempo que advierte: "Yo ofrezco a Ud. sin temor a negativa este nuevo trabajo, hoy que no tengo más remuneración que brindarle que el placer del sacrificio y la ingratitud probable de los hombres"; agrega que no duda que el PRC "obtendrá sus servicios en el ramo que le ofrece, a fin de ordenar, con el ejemplo de su abnegación y su pericia reconocida, la guerra republicana que el Partido está en la obligación de preparar, de acuerdo con la Isla".
15 El General Gómez contesta afirmativamente el ofrecimiento de Martí: "Al aceptar como acepto, tan alto destino, puede Ud. estar seguro de que a dejarlo enteramente cumplido consagraré todas las fuerzas de mi inteligencia y de mi brazo".
16 Reanuda Martí el viaje
18 Llega a Santo Domingo y se hospeda en el Hotel Universo.
19 Recibe permiso para ver los restos de Cristóbal Colón.
20 Llega a la ciudad de Barahona en el velero Lépido.
21 Parte hacia la capital haitiana

1893
Junio 3
Llega a Montecristi, donde lo espera el general Gómez. Comienzan las conversaciones acerca de la situación en Cuba y trazan los planes expedicionarios, que deberán coordinarse con el alzamiento simultáneo de la Isla. (Sólo duermen tres horas en estos días)

1894
Abril

8 Recibe al general Máximo Gómez y a su hijo Francisco Gómez Toro, quienes se hospedan en el Hotel Central.
10 Es reelegido por unanimidad como Delegado del Partido. A solicitud de los presidentes de los clubes neoyorquinos acude, en compañía del general Gómez, al salón donde se efectúa la asamblea de afiliados. Ambos dirigentes hablan a los reunidos.
14 Parte hacia Filadelfia en compañía del general Gómez, Panchito y otros acompañantes. Se hospedan en la casa de Marcos Morales.
21 El general Máximo Gómez parte hacia República Dominicana. Deja en Nueva York a su hijo Francisco Gómez Toro..
Octubre
20 Informa al general Gómez sobre los adelantos de los preparativos para la insurrección.
Diciembre
2 Recibe al coronel José María (Mayía) Rodríguez acreditado como representante del general Gómez.

1895
Febrero

6 Llega a Cabo Haitiano, donde recibe dos mil pesos. Al oscurecer embarca rumbo a Montecristi.
7 Es recibido por Gómez, a quien informa los detalles del revés sufrido. Deliberan sobre los siguientes pasos a emprender, y determinan pasar a la Vega, a fin de entrevistarse con Eleuterio Hatton. Mayía Rodríguez, cumpliendo órdenes del General, se encamina hacia Santo Domingo, la capital.
14 Llegan a La Reforma. Se trasladan hacia Santiago de los Caballeros, adonde llegan entrada la noche. Se alojan en la casa del médico cubano Nicolás Ramírez.
19 Se halla con sus compañeros de viaje en Santiago de los Caballeros, donde pernoctan en la casa de Nicolás Ramírez. Valora la posibilidad de emprender un viaje hasta la capital con el objetivo de distraer la atención de los agentes que los vigilan desde su arribo a tierra dominicana.
24 Llegan a Montecristi. Tratan de conseguir una goleta para la expedición. Se ocupan infructuosamente en gestionar la partida de Collazo y Manuel Mantilla hacia Nueva York.
26 Reciben la noticia del levantamiento armado en Cuba. Le comunica al general Antonio Maceo la imposibilidad de reunir los cinco mil pesos oro que solicita, y que sólo puede enviarle los dos mil prometidos anteriormente; por esta razón, concluye, decide que ambos dejen a Flor Crombet la responsabilidad de la expedición que partiría desde Costa Rica. Máximo Gómez ratifica al antiguo compañero de luchas su coincidencia con esta medida. En reunión de los jefes con sus más cercanos colaboradores se acuerda que regrese a Nueva York para continuar los trabajos con las emigraciones, disposición que sólo acata, luego de extensa discusión, en aras de mantener la disciplina y la unidad.

Marzo
1 Parte a caballo hacia Dajabón en compañía de Francisco (Panchito) Gómez Toro.
4 De noche, en lancha, embarca hacia Montecristi, adonde llega en las primeras horas del día siguiente.


9 El Listín Diario, periódico de la capital, publica un suelto que reproduce párrafos de The York Herald en los que se expresa que él y Máximo Gómez están en Cuba. Valora la repercusión que tendría esta noticia y argumenta con fuerza irrebatible el criterio de que su presencia en Cuba constituye una necesidad política, razonamiento que sus futuros compañeros de expedición se vieron obligados a aceptar.
12 Solicita a Dellundé el envío de las armas y el parque reunidos en Cabo Haitiano.
18 En compañía del General Gómez, organiza un nuevo proyecto expedicionario: compran la goleta Mary John a J. Poloney, comisionista de Montecristi, quien promete emplear al capitán y al contramaestre, los que harían el viaje hasta Cuba.
25 Escribe cartas de despedida dirigidas a la madre, a Carmen y María Mantilla, a Gonzalo de Quesada, a Federico Enríquez y Carvajal, y a Benjamín Guerra. Los marinos que debía contratar Poloney comunican que la tripulación se niega a realizar la travesía. Cerrada aquélla vía y sin un nuevo plan inmediato se entrega, de común acuerdo con el General en Jefe, Máximo Gómez, a la redacción del documento que ha pasado a la historia con el nombre de Manifiesto de Montecristi
30 Compran la goleta de John Bastian, quien se compromete a llevarlos a tierra cubana.
Abril
1
Escribe carta a su hijo
- Escribe a Gonzalo de Quesada su "Testamento Literario"
- Parte de Montecristi en la goleta Brothers junto con Gómez, Francisco Borrero, Ángel Guerra, Cesar Salas y Marcos del Rosario.

Historia: Los vínculos de José Martí con República Dominicana
Publicado el 1 febrero, 2017

Santo Domingo.- Los vínculos del Héroe Nacional cubano, José Martí, con República Dominicana estuvieron centrados en la preparación de la última gesta independentista y muy vinculados a la figura de Máximo Gómez como principal jefe militar del Ejército Libertador.

Por ello y para conocer con profundidad diversas facetas de aquellos acontecimientos Prensa Latina entrevistó al historiador cubano Carlos Rodríguez Almaguer, quien investiga en este país para el Archivo General de la Nación y es vicepresidente de la Fundación ‘Máximo Gómez’.

El experto indica que realmente el vínculo de Martí con República Dominicana comenzó desde mucho antes de venir por primera vez a este país, pues desde 1877 se interesaba por la figura de Gómez, a quien escribe antes de terminar la Guerra de los 10 Años (1868-1878) para recopilar elementos para una historia de Cuba que estaba escribiendo.

Luego, estando Martí en Nueva York, en 1884, conoce una obra dominicana que rinde tributo a las luchas de los aborígenes taínos, la novela ‘Enriquillo’, de Manuel de Jesús Galván (1834-1910), que lo ayuda a consolidar lo que conoció desde su estancia en México (1875) y en Guatemala (1877-1878) sobre los originarios latinoamericanos, señala.

Dice que finalizando la década de 1880, en las páginas de la revista La América, Martí publica su escrito ‘Maestros ambulantes’ en respuesta a una pregunta que le hace un amigo desde Santo Domingo sobre cómo se podían poner en práctica sus propuestas pedagógicas en Latinoamérica.

Agrega que ya como parte de la Junta Revolucionaria de Nueva York, en 1887, Martí dirige una carta a Gómez, quien se preparaba para fomentar un plan agrícola en Laguna Salada (Montecristi), pidiéndole su disposición para integrarse a la nueva guerra independentista que preparaban.

Martí comienza a organizar el Partido Revolucionario Cubano para la independencia en abril de 1892 y ese mismo año, a través de cartas que intercambia con veteranos cubanos, conoce que Gómez lo consideraba hombre honesto, limpio y valiente, capaz de pelear por su patria, añade.

Asegura Rodríguez que aquello genera que Martí realice la primera de sus tres visitas a República Dominicana y vaya a Montecristi, en septiembre de 1892, al encuentro con Gómez, para sumarlo a la organización militar de la guerra.

Describe que la conversación se realiza durante dos días y tres noches en la casa de la finca La Reforma, en Laguna Salada, y es reseñada por el propio Martí en un artículo que escribirá años después que se llama ‘El General Gómez’.

Allí Martí muestra su admiración por la sagrada tierra dominicana donde tres generaciones se habían alzado en armas para defender su derecho a ser libres mientras Cuba todavía era una colonia de España, apuntó.

Relata que en ese primer viaje visitó Santo Domingo, y Gómez lo acompañó hasta Santiago de los Caballeros, donde el 14 de septiembre de 1892, Martí le ofrece ser el encargado supremo del ramo de la guerra, es decir, General en Jefe del Ejército Libertador de Cuba, como resultado de una consulta que había hecho el Partido Revolucionario Cubano entre los principales oficiales de la Guerra de los 10 Años y la Guerra Chiquita.

Todos ellos, sin excepción, indicaron que quien más apoyo tenía era el general Gómez y con ese mandato Martí le dice a Gómez por escrito: ‘Ofrezco a Usted sin temor de negativas este nuevo trabajo, hoy que no tengo más remuneración que brindarle que el placer del sacrificio y la ingratitud probable de los hombres’, citó el especialista.

Añade que después de eso Martí llega a Santo Domingo, la Ciudad Primada de América, el día 19 de septiembre de 1892 y se hospeda en el Hotel de la calle Las Mercedes, lugar muy concurrido por los transeúntes y ubicado en plena Ciudad Colonial, relativamente cerca de la Catedral. En esta capital se reúne con el Canciller del gobierno del presidente Ulises Heureaux, conocido como Lilis (1845-1899), y visita a sus amigos Federico Henríquez y Carvajal (1848-1952) y su hermano el médico Francisco Henríquez y Carvajal (1859-1935), esposo de la notable pedagoga Salomé Ureña (1850-1897), directora de la Escuela de Señoritas, que Martí visita.

El 19 de septiembre Martí visitó la tumba de Cristóbal Colón, en la Catedral Primada de América, y ante un comentario de sus amigos sobre la negativa de España a reconocer la autenticidad de los restos del Gran Almirante, Martí dice: ‘España como siempre, negada a la evidencia’, y con ello hizo referencia también a la incapacidad de la metrópoli para darse cuenta de que Cuba y Puerto Rico querían ser libres, observó.

Rodríguez recordó que en la noche del 20 de septiembre de 1892 le hacen una recepción a Martí en la Sociedad de Amigos, donde ya se le conocía por sus muchos artículos publicados en la prensa dominicana de la época y allí tiene que hablar tres veces sobre las causas de la guerra.

Apunta que allí conoce personalmente a Manuel de Jesús Galván, ante el cual Martí pondera una vez más la obra‘Enriquillo’ y dice que tal vez ese autor está enseñando a los historiadores cómo debía escribirse la historia de América, ‘como la novela que es’.

Precisa que esta concurrencia acompañó masivamente a Martí hasta el hotel de la calle Mercedes, en el cual recoge sus pertenencias, y luego lo despide en el espigón del Río Ozama, de donde parte en el velero Lépido rumbo a Barahona, y llega al atardecer del día 21.

De allí sale luego por la montaña la Sierra de Bahoruco, y bordea el lago Enriquillo rumbo a la frontera con Haití hasta llegar a Puerto Príncipe, donde organiza clubes del Partido Revolucionario Cubano y recauda fondos para las expediciones que se empezaban a organizar, y luego viaja de allí a Jamaica, recuerda el historiador.

Indica que la segunda visita que hace Martí a República Dominicana la realizó en 1893 y fue exclusivamente a Montecristi, donde tuvo un día y algo más de duración, y se dedicó a hacer consultas con Gómez, para de ahí regresar de inmediato a Nueva York.

La última visita de Martí a República Dominicana fue en 1895 y es cuando permanece más tiempo en el país, señala Rodríguez y explica que ocurre después del fracaso de la expedición de La Fernandina, en la que los tres vapores con armas son incautados por las autoridades estadounidenses y Martí tiene que pasar a la clandestinidad y salir de Nueva York el 31 de enero de 1895.

Martí llega el 7 de febrero a Montecristi por tercera vez, explica a Gómez lo ocurrido con La Fernandina y acuerdan tomar medidas urgentes, porque ya la orden de alzamiento en la Isla estaba dada, por lo que comienzan entonces a hacer preparativos para trasladarse hacia Cuba, relata.

Señala que carecen de dinero porque los dos mil pesos disponibles son enviados a Antonio Maceo, que está en Costa Rica, en la Colonia Nicoya, con un grupo numeroso de oficiales listo para viajar al oriente de Cuba tan pronto llegara el vapor que debía recogerlos.

En esas labores organizativas estaban Gómez y Martí el 24 de febrero de 1895 cuando estalla la guerra. Se enteran dos días después cuando se trasladaban de Santiago de los Caballeros hacia Montecristi, observó.

El investigador señaló que el 9 de marzo el Listín Diario informa que Gómez y Martí están en Cuba, algo incierto que se debió a una deficiente traducción de El Herald, pero que obliga a acelerar preparativos y lleva a Martí al escenario de la guerra.

Nombran una comisión integrada por José María Rodríguez y Paquito Borrero, junto con Federico Henríquez y Carvajal, para que se entrevisten con el presidente dominicano Ulises Heureaux, conocido como Lilis (1845-1899) de manera secreta y soliciten fondos para una expedición, indica.

Cuenta que allí el mandatario dominicano les da una letra de cambio por dos mil pesos para que se los pagara el gobernador de Montecristi y luego de pedirles reserva les dijo: ‘que no se vaya a enterar el presidente de la república de lo que acaba de hacer aquí el general Lilis…’

Con ese dinero Martí y Gómez compran primero una goleta a un navegante inglés en Montecristi, y contratan a un capitán nombrado Bastián, quien termina traicionándolos cuando llegan a Gran Enagua. Lo obligan a devolver el dinero y logran regresar hasta Cabo Haitiano, indica. En ese puerto permanecen ocultos en casas de amigos hasta que contactan con el capitán de un carguero alemán que debía pasar cerca de Cuba, en el vapor ‘Norstrand’. Y este capitán se compromete a dejarlos en algún lugar cerca de la costa de Cuba por la zona de Playitas de Cajobabo, a donde llegan en la noche del 11 de abril de 1895, evoca el especialista.

Allí comienza toda la travesía que Martí relata en su diario hasta el medio día aciago del 19 de mayo en que, en el primer combate organizado por Gómez, los cubanos tienen una sola baja: José Martí, quien nunca debió morir, concluye Rodríguez. (Rolando de la Ribera -pl)

Miembro de la Coordinadora Internacional TESORO y de la Federación Internacional de Comunicadores Populares (FICP)

Para inscribirse y publicar en el grupo HERMES enviar correo a auto-hermes@googlegroups.com