La Página de Orestes 


Artículos y escritos


 


 

Dialogando con Jean Araud
PARTE II
Venezuela: El triunfo de Chávez y los nuevos retos
Por Orestes Martí

 

WEBS
José Martí
Información y Comunicación

Hemos dejado -deliberadamente- transcurrir un breve lapso de tiempo, para continuar con la segunda parte a la entrevista iniciada (1) inmediatamente después de las elecciones celebradas el 7 de octubre en la hermana República Bolivariana de Venezuela. Con nosotros, continúa el amigo Jean Araud (2)

OM: Estimado amigo Jean, continuemos. No hay dudas de que hoy por hoy, Venezuela juega un extraordinario papel en la arena internacional y es un factor fundamental en el avance de las fuerzas progresistas tanto en la zona como a escala mundial ¿Cómo evalúas tú el impacto que tendrán estos resultados electorales en el exterior?

JA: Ante todo amigo Orestes gracias por haber dejado esta entrevista con una segunda parte. Frente a acontecimientos importantes es bueno dejar pasar las aguas bajo los puentes, es bueno analizar las cosas sin las exaltaciones del primer momento. A dos semanas de las elecciones es buena hora para contestar a tu pertinente pregunta.

En un mundo que se pretende “primer mundo desarrollado”, pero sacudido por crisis crónicas donde las poblaciones pierden muchas de sus conquistas sociales, la Revolución Bolivariana es una esperanza de que si, “otro mundo es posible”.

El impacto en el exterior supongo que será múltiple. Creo que los ciudadanos de a pie, que protestan en estos momentos en varias naciones, habrán recibido estos resultados como una señal de esperanza: un caso concreto que un pueblo organizado puede enfrentarse a los grandes intereses y resistir a las manipulaciones mediáticas. Estamos hablando de los “somos 99%”. Además, estos ciudadanos que luchan básicamente por sus derechos sociales que ven retroceder, deben saber algo; que en este supuesto “tercer mundo subdesarrollado”, la población recibe a diario mas y mas beneficios sociales. Es una señal que el mundo está un poco al revés y que el mundo está cambiando.

El impacto para los gobernantes de las grandes potencias debe ser muy opuesto. No les deben gustar para nada este “mal ejemplo” de un país progresista, socialista y abiertamente anti capitalista. No hay ninguna señal de que a las grandes potencias se les pueda ocurrir la idea de revisar sus políticas y líneas ideológicas. Esto se evidencia en sus salvajes represiones con las fuerzas del orden en contra de los manifestantes y otros “indignados”. Para mi, un impacto directo de estas elecciones es que las grandes potencias, las grandes transnacionales, digamos, que el capitalismo, preparará su respuesta para intentar frenar a los países progresistas de América Latina empezando por Venezuela, que ya no es su patio trasero.

Durante su campaña Chávez lo advirtió claramente: “El adversario no es Capriles Radonski. El adversario es Washington”. Podemos extrapolar que si Washington a pesar de sus esfuerzos perdió estas elecciones, desde ya debe estar pensando en cómo ganar la próxima batalla.

OM: Queda claro. Ahora, ¿Cómo crees que repercutirá esta nueva victoria chavista en la consolidación de los gobiernos progresistas, en las organizaciones y en la zona geográfica de mayor incidencia -a nuestro juicio- de la Revolución Bolivariana -es decir, el Mercosur, la UNASUR, los países miembros de la ALBA, etc.-?

JA:
Una victoria de un gobierno progresista es una victoria para todos. Desde hace más de medio siglo, la resistencia de la pequeña isla de Cuba frente al imperio que es EEUU ha sido un ejemplo para gran parte de los pueblos oprimidos y callados de América Latina. Además de Chávez, Evo Morales con el pueblo boliviano y Rafael Correa con el pueblo ecuatoriano, son otros ejemplos que han logrado vencer tentativas de golpes de estado elaborados por EEUU y la CIA en complicidad con sus aliados internos. También -y a otros niveles-, Argentina, Brasil, Nicaragua y hasta Uruguay, no siempre se han quedado “callados” frente al imperio, sino que sus respectivas mandatarias y mandatarios han hablado más de una vez “alto y claro”.

Los nuevos organismos que citas son expresiones de las voluntades políticas de estas naciones y estos organismos han empezado a ganar también sus primeras batalles. En estas naciones del Sur, la ALCA ha sido derrotada. Los grandes negocios del Fondo Monetario Internacional a expensas de estos pueblos ya se acabaron. Ya varios diferendos entre países hermanos latinoamericanos se trataron y resolvieron satisfactoriamente sin que la OEA haya podido meter “su nariz”.

En conclusión, esta nueva victoria chavista es un nuevo aporte en la consolidación de los gobiernos progresistas. Es una victoria que incentivara a los pueblos hermanos para sus próximas batallas.

OM: Bueno Jean, hablemos finalmente de algo que nos toca de cerca ¿Cómo valoras el papel jugado por "los medios" antes, durante y posterior a las elecciones?

JA:
Los medios -hablamos de los grandes medios opositores, nacionales e internacionales-, todos lo sabemos, son el “cuarto poder” que pretende suplantar a los partidos políticos.

Al servicio de los grandes poderes económicos pretenden dictar los destinos de los pueblos, creando matrices de opinión para anestesiar a la comunidad internacional. Para esto no vacilan en emplear las mentiras, la manipulación o las mentiras por omisión. Frente a esto, y en este caso de las últimas elecciones en Venezuela, hemos asistido a una batalla mediática con una desigualdad total.

Los grandes medios disponen de enormes recursos económicos, herramientas informáticas sofisticadas y de última generación, periodistas con confortables sueldos que deben de seguir líneas editoriales elaboradas en laboratorios mediáticos; y si no lo hacen, el despido automático del patrono. Cuando se lee o escucha con atención a estos periodistas, uno se da cuenta que no hay ningún tipo de ideología política.

En todas las elecciones en Venezuela, y desde hace más de una década, ha existido un solo leitmotiv “sacar a Chávez”. Frente a esto, los medios oficiales y los medios “amigos” son realmente muy limitados. Sin embargo y también desde hace más de una década, el pueblo bolivariano revolucionario supo resistir a las más feroces campañas mediáticas opositoras… es la gran masa anónima que ganó su batalla en las urnas. Es cierta ideología la que venció el poder económico.

Esto nos lleva a mencionar el papel muy significativo que juegan los medios alternativos. Es decir páginas web, radios comunitarias, redes organizadas, etc. Es muy notable -por ejemplo-, que el mismo día de las elecciones, una página web “chavista” de Venezuela contó más visitantes que las paginas digitalizadas de los grandes periódicos y cadenas opositoras. ¿Sorprendente, no? Yo creo que no, porque estos medios alternativos nacen del mismo pueblo y por lo tanto reflejan la voluntad popular.

Amigo Orestes, tú y yo -y tú más que yo-, sabemos que el proceso bolivariano cuenta con amigos en todo el mundo. Son páginas y redes bien organizadas que muchas veces los mismos venezolanos ni sospechan. Estoy convencido que estos apoyos casi “anónimos” han jugado un papel importante para denunciar a nivel internacional las mentiras mediáticas. ¿Hasta cuándo por ejemplo la farsa mediática descarada de presentar a Chávez como un dictador populista?

Lo que hay que esperar es que los responsables de definir las políticas en comunicación ayuden a estos “aliados” a articularse y puedan tener un mínimo de respaldo para cumplir sus misiones, tanto en lo nacional que en lo internacional. No te voy a citar estos medios alternativos internacionales. Tú y yo los conocemos muy bien porque son nuestros aliados, amigos y cómplices. Como un ejemplo te mencionaré que he comprobado personalmente que un simple artículo publicado en dos portales, en menos de una semana, aparece en unos 60 portales de doce países. Esto se traduce en centenas de miles de lectores. Es un fenómeno nuevo desde el punto de vista comunicacional, mediático.

Antes el gran público leía su periódico, veía la televisión o escuchaba la radio para recibir los mensajes. Hoy la mayor parte de la población sabe que los grandes medios los manipulan y entonces, parte de esta población, busca fuentes alternas de información más veraz; y además interactúa con frecuencia.

Otro ejemplo en lo opuesto. Los días de las elecciones, el enorme bombardeo de mensajes sobre celulares generados desde México en contra del Presidente Chávez no pudo cambiar en nada los resultados, a pesar de su multimillonaria inversión en dólares.

Cuando me preguntas por el papel jugado por los medios en las elecciones venezolanas no dudo en contestarte. Una guerra mediática “a la vista de todos” librada por algunos grandes medios y una guerra de guerrilla mediática, librada por pequeños medios alternativos. La oposición por supuesto cuenta también con algunos que otros medios alternativos, pero pocos, probablemente en la misma proporción de población que existe entre la elite y el pueblo.

OM:
Gracias amigo Jean, por tu tiempo y tus comentarios; seguro que continuaremos dialogando sobre estos y otros temas del acontecer venezolano, latinoamericano y mundial.

NOTAS:

(1) Venezuela: El triunfo de Chávez y los nuevos retos. I PARTE  
(2) Jean Araud es productor en la Radio del Sur del programa "Asi de Simple" que conduce con Rosario Salazar e invitado permanente del programa "Mujeres en Revolución" que conduce Nieves Valdés en YVKE Mundial; Miembro Fundador de "Trincheras Amigas" y Vicecoordinador General de HERMES-Internacional para América.