La Página de Orestes 


Artículos y escritos

Dicotomía: Obama y los Estados Unidos de América
Orestes Martí 
Las Palmas de Gran Canaria
2008-01-24

WEBS
José Martí
Información y Comunicación

Harry Houdini (n. Budapest, Hungría 24 de marzo de 1874 – m. Detroit, Michigan, Estados Unidos 31 de octubre de 1926), ilusionista húngaro de origen judío, de verdadero nombre Erik Weisz (cambiado después por Erich Weiss al emigrar a Estados Unidos), ponía en práctica sus famosas "escapadas", de las que la denominada "Metamorfosis" constituía uno de sus actos más extraordinarios. Consistía en que Houdini era atado e introducido dentro de un saco y éste a su vez dentro de un baúl; todo era atado y sujetado con candados. Entonces, una ayudante se subía encima del baúl, levantaba una cortina y … al instante, la cortina bajaba mostrando a un Houdini liberado en el lugar que ocupaba la ayudante.

Con un acto de prestidigitación -similar a los del ilusionista Houdini- el establishment norteamericano quiere demostrar que los acontecimientos que están teniendo lugar en la mayor potencia imperial, incluyendo el ascenso a la presidencia de la República federal de una persona de raíces afroamericanas, responden a profundos cambios en el seno de aquella sociedad. Pero, ¿Se corresponde esto con la realidad? ¿Es realmente un cambio social profundo o se trata solamente de una "operación cosmética" para mejorar la deteriorada imagen que el Régimen Bush ha dejado tanto a escala mundial como en el plano doméstico? Y aún más; si el nuevo Presidente tuviese realmente el propósito -no hay por qué dudarlo- de llevar a cabo profundos cambios sociales y económicos ¿qué posibilidades tendría de concretarlos? ¿Hasta dónde pudiera avanzar en tan "osado" proyecto? Vayamos con calma y tratemos de despejar algunas incógnitas.

¿Quién es Obama? De Obama ya se ha escrito bastante[1] sobre su vida, procedencia, etc; por eso no voy a abundar en ello; sólo mencionar la "jocosidad" de un periodista de origen cubano que hizo circular la falsa noticia de una supuesta ascendencia cubana del actual presidente de los EE.UU., aclarada oportunamente por Radio Miami[2]  y añadir que Barack Hussein Obama II  (Honolulu; 4 de agosto de 1961), es el cuadragésimo cuarto presidente de los Estados Unidos de América. Fue Senador por el estado de Illinois desde el 3 de enero de 2005 hasta su renuncia el 16 de noviembre de 2008. Es el quinto legislador con raíces afroamericanas en el Senado de los Estados Unidos; fue el primer candidato -de esa procedencia- del partido demócrata y es el primero en ejercer el cargo presidencial. Se graduó en la Universidad de Columbia y en la escuela de derecho Harvard Law School, donde fue presidente de la revista de leyes Harvard Law Review. Trabajó como organizador comunitario y ejerció su carrera como abogado en derecho civil, antes de ser elegido y ser senador del estado de Illinois en el período 1997-2004. Fue profesor de derecho constitucional en la facultad de leyes de la Universidad de Chicago (1992-2004). En el año 2000, después de no obtener un puesto en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, anunció su candidatura para el Senado en enero de 2003. Después de una victoria en las elecciones primarias demócratas en marzo de 2004, realizó un discurso de apertura en la Convención Nacional Demócrata en el mes de julio del mismo año. Finalmente, fue elegido como miembro del senado en noviembre de 2004, con un 70 por ciento de los votos a favor. El pasado martes 20 de enero de 2009 asumió la jefatura del gobierno imperial.

Las expectativas. Se ha producido un verdadero torrente de material escrito, radial, televisivo... con visiones, apreciaciones, reflexiones, comparaciones, evaluaciones y predicciones, sobre Obama, en los que se mezclan -en mi opinión- deseos y aspiraciones con hechos objetivos y grandes subjetividades. Me gustaría destacar, en el plano internacional, la del ex presidente cubano F. Castro[3] ("Nadie podría dudar de la sinceridad de sus palabras cuando afirma que convertirá a su país en modelo de libertad, respeto a los derechos humanos en el mundo y a la independencia de otros pueblos. Sin que esto, por supuesto, ofenda a casi nadie, excepto a los misántropos en cualquier rincón del planeta. Ya afirmó cómodamente que la cárcel y las torturas en la Base ilegal de Guantánamo cesarían de inmediato, lo cual comienza a sembrar dudas a los que rinden culto al terror como instrumento irrenunciable de la política exterior de su país. El rostro inteligente y noble del primer presidente negro de Estados Unidos desde su fundación hace dos y un tercio de siglos como república independiente, se había auto transformado bajo la inspiración de Abraham Lincoln y Martin Luther King, hasta convertirse en símbolo viviente del sueño americano. Sin embargo, a pesar de todas las pruebas soportadas, Obama no ha pasado por la principal de todas. ¿Qué hará pronto cuando el inmenso poder que ha tomado en sus manos sea absolutamente inútil para superar las insolubles contradicciones antagónicas del sistema?"); la del presidente de Brasil Lula da Silva[4] ("Estados Unidos, durante mucho tiempo, tuvo una política equivocada hacia América Latina... Es importante que Obama haga una señal a Cuba. Es importante que el bloqueo sea levantado para que Cuba pueda tener una vida normal como todos los países... Vamos a continuar con la buena política que tenemos con los Estados Unidos, que es histórica. Pienso que Obama, quiere, puede esmerarse en perfeccionar esta relación con Brasil, porque si Estados Unidos es el país más importante del mundo, Brasil es el país más importante de América Latina... El dato concreto es que un acuerdo en Oriente Medio depende mucho de la política estadounidense. Este es un problema que Obama va a tener que decir con mucha competencia si quiere efectivamente la paz en Oriente Medio o no") y la del presidente de Venezuela H. Chávez[5] ("Nadie se haga aquí ilusiones, se trata del imperio norteamericano, de todos modos, como hace pocos días lo dijo el compañero Lula, ojalá el nuevo presidente de los Estados Unidos, el presidente Obama mire a América Latina con una nueva mirada, un nuevo enfoque de respeto a las democracias y procesos de cambio que marchan y avanzan en nuestra tierra. Desde aquí saludamos al pueblo de los Estados Unidos y por una parte estamos contentos de que se vaya del gobierno este presidente que llenó de terror y violencia al mundo, adiós señor Bush, sale el señor Bush de la presidencia de los Estados Unidos con uno de los más bajo, sino el más bajo nivel de aceptación que presidente alguno en EEUU haya tenido")

La proyección. Más allá de las expectativas de unos y de otros, está la proyección que se puede recoger de los diversos enfoques hechos por el propio Obama en diversos pronunciamientos y discursos. En la toma de posesión, a modo de diagnóstico, entre otras cosas, dijo: “…
Ahora se sabe que estamos en medio de una crisis. Nuestra nación está en guerra contra una red de largo alcance de violencia y odio. Nuestra economía está muy debilitada a consecuencia de la avaricia y la irresponsabilidad por parte de algunos, pero también por nuestro fracaso colectivo por no haber tomado decisiones difíciles y no preparar a la nación para una nueva era. Se han perdido hogares, empleos, han cerrado negocios. Nuestro servicio de salud es demasiado caro, nuestras escuelas les fracasan a muchos, y cada día trae nuevas evidencias de que la manera en que usamos la energía fortalece a nuestros adversarios y amenaza a nuestro planeta. Estos son indicios de crisis, sujetos a datos y estadística, Menos medible, pero no menos profunda, es una disminución de la confianza en toda nuestra tierra, un persistente temor de que la decadencia de Estados Unidos es inevitable, que la próxima generación debe bajar sus expectativas. Hoy les decimos a ustedes que los retos que enfrentamos son reales, que son graves y son muchos. No será fácil ni se solucionará en un corto periodo de tiempo. Pero sepan esto todos en Estados Unidos: Los enfrentaremos…”[6]; ¿Le parece a usted un discurso dirigido a cambios sociales?.

En cuanto al interior de los Estados Unidos, no hay dudas de que en el seno del pueblo ha despertado tantas esperanzas -una muestra de ello fue la enorme y masiva presencia popular en la toma de posesión del nuevo presidente- como odio y desprecio en algunos estamentos del poder y sectores ultra reaccionarios y racistas, incluyendo los primeros intentos de magnicidio. Un conocido periodista escribió[6]: "Del lado bueno de las cosas, millones desafiaron un día soleado pero extremadamente frío para compartir el momento histórico. Obama, cómo acostumbra a hacer cuando habla, no decepcionó. Pero lo sucedido el martes fue mucho más importante que la elección del primer presidente afro-norteamericano. Entre sonrisas y lágrimas y la celebración uno podía sentir la catarsis. Al fin nos deshicimos de ocho de los peores años de nuestra vida. En el caso del país, dos de los peores períodos presidenciales -si no los peores- ocho años de un presidente. La gente parecía que al fin respiraba. La pesadilla recurrente había desaparecido"

Los hechos. Diversos medios de prensa reseñaron que "En el primer día de trabajo, Obama se reunió con su equipo militar como parte de los primeros pasos a fin de redactar un plan para el repliegue de las tropas en Irak, en un período de 16 meses y para evaluar lo que se requiere en Afganistán. Asimismo, el presidente telefoneó a varios líderes de Medio Oriente, señal de la importancia que la crisis de esa región tiene para la nueva administración.... el portavoz de Obama, Robert Gibbs, informó que el mandatario habló con el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, el líder palestino Mahmud Abas, el presidente egipcio, Hosni Mubarak, y el rey jordano Abdalá II". Democracy now,en su servicio de información apuntó: [7] "Mientras tanto, Obama realizó sus primeros comentarios de peso sobre el conflicto en Medio Oriente desde el ataque de Israel a Gaza. Obama mencionó primero su compromiso con la seguridad de Israel, sin afirmar lo mismo en relación con la seguridad palestina. Condenó los ataques palestinos con cohetes sobre las ciudades del sur de Israel, pero no criticó los bombardeos israelíes, respaldados por Estados Unidos, realizados en el territorio densamente poblado de Gaza. Pero poniendo distancia de la administración Bush, Obama reconoció el sufrimiento de los palestinos y dijo que las fronteras de Gaza debían abrirse para que pudiera llegar la ayuda humanitaria. El presidente Obama dijo: “Debo añadir que la iniciativa árabe de paz contiene elementos constructivos que podrían ayudar al progreso de estos esfuerzos. Ahora es el momento de que los estados árabes actúen de conformidad con la promesa de la iniciativa, respalden al gobierno palestino del presidente Abbas y el primer ministro Fayyad, tomen medidas hacia la normalización de las relaciones con Israel y hagan frente al extremismo que nos amenaza a todos. Mientras que el presidente palestino Mahmoud Abbas recibió con agrado los comentarios de Obama, un vocero de Hamas declaró a la red de televisión Al Jazeera que la postura de Obama no representa cambio alguno".


Lea despacio y saque sus propias conclusiones; pero antes, incluya esta otra información de Democracy now[8]: "En Afganistán, un nuevo conteo independiente afirma que cerca de 4.000 civiles afganos murieron en forma violenta el año pasado. Otros 6.800 resultaron heridos y aproximadamente 120.000 fueron desplazados de sus hogares. Según el Observador de Derechos de Afganistán, dos tercios murieron en ataques rebeldes, mientras que más de 1.100 murieron a manos de la ocupación liderada por Estados Unidos.... Mientras tanto, surgieron informes[9] que indican que más de dos docenas de civiles afganos fueron asesinados en un ataque estadounidenses en el norte de Kabul. Cinco de estas víctimas eran mujeres. Un residente local del valle de Tagab dijo que no habían militantes en esa área en el momento del ataque. Las Fuerzas Armadas estadounidenses dicen que están investigando lo ocurrido".

Continúo leyendo la prensa: "en su primer día formal de trabajo, el presidente Obama también atendió el tema del posible cierre en un año del centro de detención de sospechosos de terrorismo en la Base Naval de Guantánamo, Cuba... Obama abordó el conflictivo tema de la prisión de Guantánamo, que alberga a unos 250 sospechosos de terrorismo y que ha sido objeto de críticas a nivel doméstico e internacional. La Casa Blanca circuló el borrador de una orden ejecutiva que pide el cierre del centro de detención de Guantánamo en un año". ¡Bravo!; una medida que muchas personas decentes en todo el mundo ansiaban desde hace mucho tiempo; y... ¿el bloqueo, condenado en los principales foros internacionales incluyendo reiteradas votaciones de la Asamblea General de Naciones Unidas, donde los Estados Unidos y sus apadrinados más allegados se quedan en solitario, una y otra vez? Hummm.......

Sigo leyendo: "el presidente declaró "una nueva era de apertura" antes de girar las órdenes y los memorandos, y de que el vicepresidente juramentara a los altos funcionarios de la Casa Blanca, cuyos salarios serán congelados también por orden de Obama para dar el ejemplo al país de que en tiempos de crisis todos, sin excepción, deben apretarse el cinturón". Parece obvio señalar que "el cinturón" no incluía el altísimo costo -cerca de 150 millones de dólares-[10] de las actividades por la toma de posesión. "Estas históricas medidas marcan el comienzo de una nueva era de apertura en nuestro país", dijo Obama ante el centenar de altos funcionarios que servirán en la Casa Blanca. "Desde hoy los cabilderos estarán sujetos a estrictos límites como nunca antes en ninguna administración", señaló Barack Obama. Los funcionarios no podrán aceptar regalos de los grupos de presión y se limitarán los contactos que los funcionarios de su administración pueden tener con grupos de presión con los que trataron antes de asumir sus cargos e incluso después que abandonen su puesto. Por ejemplo, si dejan su puesto no podrán cabildear ante el gobierno de Obama hasta que el presidente termine su periodo presidencial", otra medida para adecentar la política norteamericana.

Algunas reacciones. Como de costumbre, las reacciones han sido bien diferentes, según quienes las analicen, comenten o sencillamente las sufran. Por ejemplo, las decisiones de cerrar la cárcel de Guantánamo y limitar el uso de técnicas de interrogación a las aprobadas por el manual del Ejército y a las permitidas en las leyes y los tratados internacionales fueron generalmente bien acogidas por expertos en ley militar y antiterrorismo; muchos de ellos incluso consideran que ellas ayudarán a los Estados Unidos a limpiar su opacada imagen. Sin embargo, otros "expertos", como Jeff Addicott, director del Centro para Ley sobre Terrorismo, de St. Marys University en San Antonio, opina que las decisiones de Obama "son un desastre... Es, básicamente, un triunfo propagandístico para el terrorismo... El cierre de Guantánamo implica que estamos pidiendo perdón por algo, que estamos apenados por haber llevado a cabo comisiones (tribunales) militares. Hemos operado bajo la ley de guerra y es perfectamente legal. Esto será visto como una señal de debilidad por nuestros enemigos"[11].

En fin, es temprano todavía para emitir criterios absolutos y todos los dirigentes mundiales, sea del país que sea, merecen el beneficio de una prudente espera.  No obstante, quiero llamar la atención sobre la dicotomía que aprecio en el análisis que se está haciendo de la situación actual tanto a escala mundial como en los propios Estados Unidos. Me pregunto y le sugiero se pregunte ¿Se puede analizar a Obama desvinculado de lo que representa el imperio norteamericano y viceversa? ¿Estará dispuesto EE.UU. a sustituir sus -hasta ahora- políticas de intervencionismo, descertificaciones y amenazas por las de colaboración y de "buen vecino"? El tiempo dirá la última palabra.

[1] Wikipedia
[2] Servicio de Información Hermes. Boletín 920
[3] El undécimo presidente de Estados Unidos
[4] Lula pide a Obama mirada "democrática y desarrollista" hacia América Latina
[5] Chávez: Que nadie en América Latina se llame a engaños con Obama
[6] Álvaro F. Fernández El Presidente Obama y el trabajo de rehacer a Estados Unidos
[7] Democracy now Obama condena fuego de cohetes palestino y guarda silencio sobre matanzas en masa de Israel en Gaza
[8] Democracy now Grupo: 4.000 afganos muertos en 2008, 1/3 de ellos víctima de la ocupación dirigida por Estados Unidos
[9] Democracy now Informe: Mueren civiles afganos en ataque estadounidense
[10] Telesur: Posesión de Barack Obama costó cerca de 150 millones de dólares
[11] Hoy NYC - noticias desde Nueva York - impre.com - Aplauden cierre de Guantánamo