La Página de Orestes 


Artículos y escritos

Cuba: El Partido y el Congreso
Orestes Martí
2011-0
4-21  

WEBS
José Martí
Información y Comunicación

El sexto Congreso del PCC ha sido -y será- un evento histórico, por muchas razones. Me gustaría poder enumerar todas aquellas que nos conducen a tal conclusión; sin embargo, me temo que sería preciso demasiado espacio. Por ese motivo, prefiero brindarle algunas reflexiones de destacados intelectuales cubanos que se encuentran en el mismo escenario de las acciones.

Breves antecedentes para este análisis

En distintos momentos del año 2007 recogimos criterios y opiniones en "diálogos" directos con los intelectuales cubanos Soledad Cruz (1), Pedro Campos (2), Luís Sexto (3)y Félix Sautié (4), sobre el proceso de perfeccionamiento del Socialismo en Cuba. Los diálogos comenzaron por éste último y poco a poco se fueron incorporando el resto de los entrevistados, abarcando un gran universo de temas que se analizaban y discutían por toda la sociedad cubana.

Producto de aquellas entrevistas, logramos identificar un conjunto de cuestiones que eran de la mayor preocupación de los cubanos y que consideramos necesario se relean para tener una idea bastante aproximada del universo dificultades y retos al que se enfrentaba el heroico pueblo de Martí.

En el año 2008, en ocasión de conmemorarse el 50 aniversario de la Revolución, entrevistamos nuevamente a varios intelectuales cubanos y continuamos "pulsando" la situación social, con una "batería de preguntas" que nos permitía observar la evolución de tal situación.

A la pregunta: ¿Cuáles considera son las "asignaturas pendientes" del proceso revolucionario cubano?, el destacado periodista y profesor en la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de la Habana, Luis Sexto (5) respondió: "Cuba necesita recomponerse; revalorar todas las asignaturas. Porque las aprobadas se han deteriorado, han perdido valores, y las que aún estaban pendientes necesita aprobar definitivamente. No podemos vivir de la justificación de un pasado reciente en que pudo conquistarse una parte de la justicia. La revolución necesita revaluarse, renovarse, desechar lo que ya ha demostrado su desgaste, y mirar hacia delante, con visión contemporánea y a la luz del fracaso del socialismo del siglo XX. Ello implica un reajuste en el papel del Estado, de modo que se desplace de ser una especie de factótum, hacia una conducta que lo transforme en un regulador y un garante de los espacios de los sujetos económicos, concediéndoles a los individuos una autonomía que ahora no tienen. ¿Por qué los campos permanecen enyerbados; por qué la productividad en las industrias es baja, y los costos elevados, y la calidad productiva y de los servicios muy inadecuada; por qué la sociedad no se horizontaliza en vez de persistir en el verticalismo burocrático? Las fuerzas productivas necesitan desatarse. La democracia necesita revitalizarse. Esas son asignaturas pendientes. El futuro, me parece, no admite arrastres. La revolución tiene una obra incompleta y, por ende, una deuda con más de tres generaciones. Y sobre todo, la revolución está comprometida consigo misma: tiene que perdurar sobre la tierra y no en los sueños".

Por su parte el intelectual Aurelio Alonso (6), entre otras cosas, respondió: ".... No haré el rosario de observaciones puntuales; me limitaré a esbozar un desafío de cuatro dimensiones interrelacionadas, con bloqueo o sin bloqueo sobre nuestras cabezas. En la dimensión económica todo el arco de reformas futuras debería armarse sobre la perspectiva de un cambio de estructura que rompa con la identificación de la socialización con la estatización, y con el fundamentalismo centralista de la administración: que admita la diversidad de formas de propiedad como un elemento orgánico de una economía socialista deseable, una revalorización del papel de la autogestión, y una descentralización hacia los niveles provincial y municipal. La institucionalidad política debe evolucionar hacia formas nuevas de democracia; digo nuevas, porque de ningún modo se trataría de retornar a las viejas. Pienso en un socialismo nacido de la democracia y una democracia nacida del socialismo. Y que el derrumbe del Este es la demostración de que el socialismo no se sostiene sin democracia. Esta implicaría un peso específico decisivo de la participación escalonada en los niveles de decisión, que está lejos de haberse logrado. Creo que la formación para la participación, para la eficiencia, para la desalienación deja mucho que desear si se comparara con lo logrado para la entrega y la solidaridad. En el plano ético coexisten avances y estancamientos. Hay que recomenzar la lucha por el hombre nuevo, y, entre muchas cosas, esto supone sacar el deseo del automóvil (que el siglo XX capitalista impuso como emblema del modo de vida) del centro de las aspiraciones del ser humano. E instalar la cultura del ambiente. Creo muchas más cosas pero no hay espacio ahora...."

Manuel David Orrio (7), conocido economista y "periodista independiente" -en realidad un agente de la contrainteligencia cubana infiltrado en la contrarrevolución subvencionada desde los EE.UU.- señaló: "... Más socialismo y más democracia socialista, en el verdadero sentido martiano y marxista de esas palabras y no en la terca posición de mantener un fracasado modelo de origen soviético que cada día demuestra con mayor intensidad su agotamiento en las actuales circunstancias de Cuba. Particularmente, en el ejercicio de libertades consagradas por la vigente Constitución de la República, como es el caso de la libertad de expresión e información, el derecho de viajar libremente, o el de vivir donde a uno le dé la gana, pues recuérdese que entre otras inconstitucionalidades aún existentes, se encuentra el Decreto-Ley 217,el cual “regula” la residencia en la capital de la República, para así devenir en un atentado a la Constitución cubana. Para mí, el primer paso para examinar y aprobar exitosamente “asignaturas pendientes” en la Revolución, es exactamente respetar ad literam a la Constitución. Por todos, sin excepción alguna, porque los “méritos históricos”, o el escaño de Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, no otorgan el derecho de violarla".

Por último, el pasado año 2010, tuvimos la oportunidad de tomar el pulso y actualizarnos sobre el estado y la evolución del proceso de profundización -en su proyecto de edificación de una sociedad más justa y equitativa- del "Socialismo cubano". Entrevistamos a diferentes personalidades del mundo académico, visitamos "medios de comunicación", centros de estudio y de trabajo; conversamos con personas sencillas del pueblo, con estudiantes, intelectuales, artistas plásticos, periodistas; en fin, buscamos -y obtuvimos- abundante información sobre la "realidad cubana" del momento; y junto al periodista Cristóbal García Vera, de la publicación digital "Canarias Semanal" y ocasionalmente CUBAINFORMACIÓN, hicimos varias entrevistas grabadas. De tales actividades, quisiera destacar especialmente dos entrevistas (8)

Todos estos antecedentes constituyen un precioso material de referencia para comprender mejor la trascendencia histórica del evento partidista que acaba de concluir en La Habana y el escenario histórico concreto en que se desarrollaría.


(9)
Click para ampliar

El Congreso

En efecto, el complejo escenario descrito anteriormente era un verdadero reto para el evento partidista y quizás si se analizaran otros datos (9) como los que aportamos en la infografía que incluimos en este trabajo, se pudiera tener una imagen más abarcadora tanto de lo que sucedió realmente antes y durante los sesiones del cónclave, como de los resultados que algunos ya se atreven a adelantar.

Para algunos analistas, como el propio Luis Sexto (10): "...El sexto congreso asumió la inevitable y postergada rectificación. ¿Por qué nueve años después de su turno según los estatutos del Partido Comunista cubano? A este comentarista le parece que la celebración de un congreso político exige un examen de lo hecho y una propuesta para superar errores viejos y nuevos errores, y avanzar sirviéndose de la fuerza dialéctica del cambio. En el último decenio no parece haber habido consenso interno para adoptar estrategias mejoradoras, ni siquiera cuando Fidel Castro, en noviembre de 2005, alertó acerca de la posible caída de la revolución, víctima de los errores de los revolucionarios".... ."Ahora bien, el sexto congreso llegó con desventaja. Si llegar temprano en política puede resultar fallido, llegar tarde también ofrece el mismo riesgo. La realidad nos indica que el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba ha tenido que partir de cero, es decir, de un cúmulo de problemas y distorsiones económicas, de grietas y quiebras, y por esa causa la estrategia aprobada necesita ir más allá en menos tiempo que la del cuarto congreso, precisamente por la causa ya apuntada: más de una década de inmovilidad. Y por tanto habrá que, a pesar de la prudencia oficial, diversificar casi de golpe la propiedad, emplear recursos de mercado, dictar reglas tributarias, recortar la seguridad social y articular un proceso de descentralización. Por ello, los lineamientos aprobados implican cierta radicalidad, cuya comprensión por el pueblo no es unánime tras tantos años de miedos a los fantasmas del mercado sin deslindar lo constructivo de lo diabólico, y de relaciones autoritarias y paternalista y de restricciones al individuo, aunque los lineamientos llegaron al congreso atemperados en un estimable por ciento por las opiniones de la ciudadanía..."

Se puede escribir -y comentar- bastante sobre el Congreso, sus incidencias, los momentos más destacados, etc. Sin embargo, nosotros preferimos brindar en directo tanto el informe Central como las Conclusiones del mismo con la imágenes y las voces de sus protagonistas (11), para que el lector juzgue por sí mismo.

El "Saldo"

Existen -como era de esperar- diferentes "valoraciones" sobre los resultados inmediatos del trascendental evento, así como sobre las "perspectivas" mediatas y eventualmente a largo plazo de su impacto en la sociedad cubana.

Los "cubanólogos" -generalmente a mucha distancia objetiva y/o física de la realidad cubana- ubicados en otras realidades económicas o con ideas preconcebidas o intereses claramente contrarrevolucionarios, o bien callan o si dicen o escriben algo es para distorsionar y manipular como es su costumbre. En este sentido, en el artículo "Congreso en Cuba: trabalenguas para corresponsales" (12), publicado por Iroel Sánchez, se describen las "visiones" de dos corresponsales españoles en el Archipiélago cubano.

Creo que hay, no obstante, otros muchos trabajos que con mucha mayor objetividad y realismo, abordan los resultados del Congreso; uno de ellos, el de Jesús Arboleya Cervera en la publicación "Progreso Semanal", bajo el título de El saldo político del congreso (13)

Entre los aspectos más destacables -en nuestra modesta opinión y que Arboleya también destaca- del "saldo", están: "La descentralización del aparato administrativo, incluyendo mayor autoridad y autonomía a las empresas y las economías regionales; el énfasis en la eficiencia productiva y su control mediante mecanismos financieros; la potenciación de los contratos como regla para la relación entre los entes productivos y comercializadores; la ampliación del trabajo en cooperativas y por cuenta propia y su adecuada relación con la economía estatal; el fortalecimiento del sistema tributario como mecanismo regulador de la distribución del ingreso social; el perfeccionamiento del sistema legal y la racionalización económica de los beneficios sociales, son medidas, entre otras, que buscan valorizar el trabajo y establecer su correspondencia con el nivel de vida de las personas, abandonando criterios igualitaristas excesivos, que, según argumentan los dirigentes del país y ha ratificado el Congreso, limitan el desarrollo de las fuerzas productivas"... "más que reformas, se trata... de perfeccionar un sistema institucional que funcione con “orden, disciplina y exigencia”, a un ritmo que se corresponda con la situación objetiva doméstica y la realidad internacional"... "... desde mi punto de vista, esta convocatoria a la mejor organización económica y política de la nación, constituye la base del consenso social alrededor de estas propuestas, independientemente de desacuerdos puntuales con los Lineamientos y los temores ciertos de muchas personas respecto a sus implicaciones para determinados sectores de la población".... "El llamado de Raúl a eliminar prácticas políticas discriminatorias, referidas a entorpecer el acceso de personas no militantes a puestos administrativos o de religiosos a las filas del Partido, demuestra la existencia de una voluntad mucho más inclusiva en la articulación de un frente nacional donde todos se sientan igualmente representados"... "Rectificar el propio funcionamiento del Partido ha sido establecido como el objetivo de la Conferencia a celebrarse el próximo 28 de enero de 2012. Fortalecer la democracia interna; eliminar métodos burocráticos y visiones dogmáticas; modificar la política de ascenso de los dirigentes; así como fortalecer el papel de la prensa, eliminando el “secretismo”, el “triunfalismo” y la falta de objetividad, constituyen algunos de los propósitos manifestados con vista a cambiar una “mentalidad” que obstruye su influencia en la sociedad".

Me gustaría ahora concluir como siempre lo hago, recomendando al lector que busque más información, asegurándose de que sea de fuente confiable (14), que la contraste y que después saque sus propias conclusiones; pero voy a concluir cómo lo hizo el intelectual Arboleya: "Quizá el saldo político más importante del Congreso ha sido comprender esta realidad y disponerse a romper la inercia para enfrentarla, como dijo Raúl, “sin improvisaciones ni apresuramientos y con los pies y los oídos pegados en la tierra”. Amén


(11) Momentos del Congreso

NOTAS:
(1) Cuba: perfeccionamiento del Socialismo

(2) El perfeccionamiento del Socialismo en Cuba
(3) Cuba: Balance y retos
(4) Cinco preguntas sobre el debate en Cuba en torno al Socialismo del Siglo XXI. Entrevista al intelectual cubano Félix Sautié
(5) Entrevista a Luís Sexto
(6) Entrevista a Aurelio Alonso
(7) Entrevista a Manuel David Orrio
(8)
-JUAN VALDÉS: "LA ECUACIÓN CUBANA PASA INEVITABLEMENTE POR POR LA LIBERACIÓN DE AMERICA LATINA"

-"Nos defenderemos mejor de una agresión exterior con más democracia socialista" 1
-"Nos defenderemos mejor de una agresión exterior con más democracia socialista" 2
(9) Ver infografía en recuadro
(10) Luis Sexto: Sexto Congreso
(11) Ver Momentos del Congreso
(12) Iroel Sánchez: Congreso en Cuba: trabalenguas para corresponsales
(13) Jesús Arboleya Cervera: El saldo político del congreso
(14) CUBADEBATE: Los documentos del IV Congreso en .pdf

(11) Código de inserción

<object width="480" height="385"><param name="movie" value="http://www.youtube.com/p/00FAB0A380B3CCC1?hl=es_ES&fs=1"></param><param name="allowFullScreen" value="true"></param><param name="allowscriptaccess" value="always"></param><embed src="http://www.youtube.com/p/00FAB0A380B3CCC1?hl=es_ES&fs=1" type="application/x-shockwave-flash" width="480" height="385" allowscriptaccess="always" allowfullscreen="true"></embed></object>