La Página de Orestes 


Artículos y escritos

Los cinco ¿aberración jurídica o juego político? Entrevista a Gloria La Riva (II).
Por Orestes Martí y Michel Balivo. Ilustración Juan Kalvellido.
2007-10-01

WEBS
José Martí
Información y Comunicación

Entrevistar a una persona tan comprometida y entregada a la lucha por la dignidad humana, es bastante complicado; si a ello le agregamos la distancia existente entre entrevistadores y entrevistada, así como las condiciones en que ésta desarrolla sus actividades, podremos tener un cuadro a todo color de las dificultades para poder obtener información pertinente sobre los hechos y poder elaborar las ideas que queremos transmitir a los lectores de este extractado pero impactante recuento histórico y análisis del entorno en que se está llevando a cabo la increíble lucha de cinco valerosos jóvenes porque se conozca la verdad, más allá de las manipulaciones de unos "medios" controlados por el poder mundial y se reconozca su condición de luchadores antiterroristas.

La entrevista a Gloria La Riva, Coordinadora Nacional del Movimiento de Solidaridad en EE.UU. con los cinco cubanos ha sido así de difícil, puesto que a las condiciones anteriormente apuntadas habría que agregar otras interrupciones importantes: su detención junto a otras 200 personas después de haber escalado las barricadas alrededor del capitolio, en Washington, el 15 de septiembre durante la manifestación de miles de personas contra la guerra (donde veteranos de las guerras de Irak y de Vietnam y familiares de soldados caídos en esos conflictos encabezaron una manifestación de repudio a la política bélica gubernamental y marcharon de la Casa Blanca al Capitolio, donde realizaron un acto de desobediencia civil en el cual cientos de personas se tiraron al suelo para representar un funeral masivo); su posterior participación en una protesta en apoyo a 6 jóvenes negros, perseguidos por la policía y la corte de un pueblecito con larga historia racista (se puede ver la historia, en inglés, en pslweb.org), y que según la propia Gloria nos cuenta "en una lucha que ha llegado a todas las comunidades negras del país, y también ha recibido cobertura nacional.... entonces vinieron 50,000 personas a Jena, Louisiana, casi todas las personas afro-americanas, otro ejemplo de la falta de solidaridad entre la gente blanca con la comunidad negra, en cuanto al 0 ó talvez 1% eran blancos. Sin embargo, fue una manifestación tremenda, histórica" ... luego su viaje a Beaumont Texas para una visita al joven antiterrorista Ramón Labañino... Pero, en fin, entre actividad y actividad, continuamos desarrollando esta interesante entrevista...

P: ¿Que influencia real tienen sobre las instituciones de la ciudad de Miami algunos personajes cubano americanos como Santiago Álvarez, Osvaldo Mitat, Guillermo Novo Sampol, Pedro Remón, Gaspar Jiménez y otros que muchos consideran terroristas por las actividades desplegadas en suelo norteamericano? ¿Ha considerado alguna vez la oficina del Fiscal de los Estados Unidos el procesamiento de esos terroristas?

R: Es necesario explicar el trasfondo de la transformación de Miami al ser el centro terrorista anti-Cuba, para mejor entender la relación entre la ciudad de Miami y los terroristas, y porque hasta ahora no han sido seriamente procesados.

Los terroristas son sólo una parte del fenómeno contrarrevolucionario que existe en Miami, y que tiene su inicio, sus raíces y base en Washington DC. Los terroristas están al servicio de la CIA y del FBI porque el terrorismo siempre ha sido un aspecto fundamental de la estrategia estadounidense, que pretende acabar con la revolución. El terrorismo paramilitar es producto del terrorismo de estado estadounidense contra Cuba.

Es por eso que los hombres que causaron tanto daño y muerte en Cuba y en Miami—y que siguen haciéndolo—han podido vivir sin preocupación de encausamiento ni procesamiento serio por sus crímenes, ni siquiera por los asesinatos y otros crímenes que han cometido dentro de los Estados Unidos.

 

Es realmente escalofriante cuanta matanza han cometido.

Por ejemplo Remón asesinó al diplomático cubano Félix García Rodríguez el 11 de septiembre, 1980, en las calles de la Ciudad de Nueva York. También usó la misma ametralladora para matar a Eulalio José Negrín, un cubano-americano quien abogaba por la normalización de relaciones entre los dos países—en 1979 en el estado de New Jersey. Nunca fue procesado por esos dos asesinatos, aunque es reconocido en los archivos del FBI como el culpable.

Cuando Luis Posada Carriles, Pedro Remón, Guillermo Novo Sampol, y Gaspar Jiménez fueron indultados por la presidenta panameña Mireya Moscoso en agosto 2004, dentro de horas fueron transportados a Miami. Habían sido indultados por presión de la administración Bush, después de ser ligeramente sentenciados por crímenes relacionados con un atentado contra Fidel en 2000, acto dichosamente frustrado por la seguridad cubana.

El periodista investigador Jean-Guy Allard del diario cubano Granma, el 4 de mayo del 2006, dice: "Ahí abordaron una avioneta hasta el aeropuerto internacional de Tocumen, donde les esperaban dos aviones que habían sido fletados en Miami y pagados por el multimillonario madrileño-miamense Leopoldo Fernández Pujals, Jorge Mas Santos, jefe de la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA), el propio Santiago Álvarez y miembros conocidos del Cuban Liberty Council".

Ahí en el aeropuerto de Miami, el FBI recibió a Remón, Novo Sampol y Jiménez, de forma que realmente constituyó una bienvenida.

El FBI los entrevistó, sabiendo muy bien su historial sangriento y los dejó libres. Y como todo el mundo sabe, al pasar los ocho meses del indulto panameño, llegó Posada a Miami.

Su entrada ilegal a Miami, por medio del barco la Santrina, tampoco fue suficiente razón, de acuerdo a los oficiales, para que Posada fuera, o deportado o extraditado a Venezuela para ser procesado por la voladura del avión cubano en el 1976. En ese avión perecieron 73 personas indefensas.

Es decir, los cuatro terroristas, todos condenados por crímenes en Panamá, los cuatro que intentaron asesinar al Presidente Fidel Castro, son regalados con la estancia permanente en el nido del terrorismo, Miami.

¿Y qué de los terroristas Santiago Álvarez y Osvaldo Mitat? A pesar de haber traído a Posada secretamente en el Santrina a Miami, a pesar de haber rehusado testificar cuando fueron citados a un gran jurado en El Paso Texas sobre la entrada ilegal de Posada a EEUU—un desafío a la corte lo cual es considerado un delito mayor—finalmente a pesar de ser encontrados en noviembre de 2005 con un gran arsenal de armas en Miami y en Ft. Lauderdale, los dos sólo recibieron cuatro años y tres años de sentencia carcelaria, respectivamente.

No sólo eso. Tu preguntaste que si es posible que el fiscal general de los Estados Unidos pudiera procesar a los terroristas.

Al contrario. El fiscal de los Estados Unidos para el distrito del sur de la Florida, Alejandro Acosta, actuando por supuesto bajo órdenes de Alberto Gonzales y de su jefe, George W. Bush—apeló a la corte federal del distrito del sur de la Florida en abril de este año, para que se redujeran las sentencias de Álvarez y Mitat, simplemente porque habían entregado dos arsenales más. Y así pasó.

Recibieron una reducción de sentencia, para Álvarez, de 46 meses a sólo 30 meses, y para Mitat de 37 meses a 24. Como fueron arrestados en noviembre del 2005, podrán ser liberados pronto. Y esa reducción de sentencia fue otorgado dos días antes de que fuera liberado de la cárcel en El Paso, Posada Carriles. Irónicamente, como él está en la lista de la agencia federal de aviación, de las personas prohibidas de viajar en avión, tuvo que ir a Miami en carro.

De hecho reciben un tratamiento muy especial por las autoridades federales. Cuando, el 29 de agosto del 2005, día que comenzó la farsa del procesamiento de Posada en El Paso por violación de las leyes migratorias, nosotros en el Comité Nacional por la Libertad de los Cinco Cubanos, y compañeros de la Coalición anti-guerra A.N.S.W.E.R. movilizamos a personas del área para una manifestación en frente de la corte federal de inmigración. También construimos un mural afuera de la corte de las fotos de todas las víctimas de la voladora del avión.

El Departamento de la "Seguridad Interna" (Homeland Security) estaba encargado del proceso en la corte. Nosotros habíamos invitado a dos hermanas del joven guyanés, Raymond Persaud—quien murió junto con las 72 otras personas en el avión cubano en el 1976—para que pudieran hablar con la prensa y exigir la justicia del gobierno. Ellas solicitaron permiso de entrar en la corte. Nunca recibieron respuesta.

Esa mañana, el 29 de agosto, cuando ellas se acercaban a la entrada, Bárbara González, una oficial del Homeland Security, las paró, diciendo que no era posible que ellas entraran. Se quedaron quietamente molestas. Querían estar ahí para su hermano.

Pero, dos o tres minutos después, el terrorista y amigo de Posada, Santiago Álvarez se acercó a la misma González, y ella le dio la bienvenida. Él sí pudo entrar.

La extensiva red de los terroristas no podría existir en Miami por tantas décadas, sin el respaldo total de Washington. Eso no quiere decir que algunos de ellos no han tenido conflicto con el gobierno, o que no hay ningún terrorista procesado por sus crímenes. Pero eso ha pasado muy pocas veces.

Sin embargo cuando uno toma en cuenta el largo historial del terrorismo, incluyendo las decenas de estallidos en Miami durante la década de los 70, los campamentos de entrenamiento paramilitar en los Everglades que todavía existen hoy en día, y especialmente, considerando que los cuatro terroristas que intentaron asesinar a Fidel en Panamá, ahora quedan completamente impunes en Miami, eso significa la estrecha relación entre las instituciones de Miami y ambos terroristas, paramilitar y estatal.

De hecho, la contrarrevolución es una verdadera industria en el sur de la Florida, y a través de los años ese fenómeno ha distorsionado la política tanto que hasta un niño, Elián González, pudiese ser abusado por las fuerzas ultra-derechistas. Yo recuerdo, cuando estuvimos muy activamente luchando por el regreso de Elián a Cuba, veíamos la CNN cada día para ver el desarrollo político y legal. Y se pudo ver los "voceros" de la CNN, supuestamente explicando el proceso, hablando en nombre de la parentela en Miami que pretendía mantener a Elián secuestrado. ¿ Y quienes eran los "voceros"? ¡Ramón Saúl Sánchez, y José Basulto!; Basulto, terrorista confeso, fue el piloto quien dirigió los avionetas invasores al territorio cubano en acto amenazante, el 24 de febrero, 1996, donde fueron derribados por Cuba. Y aquí, en la televisión, cuatro años después, aparecía, totalmente "rehabilitado," hablando en favor de los secuestradores. Eso es Miami.

Y hoy mismo, en las noticias de Miami, en un incidente que hace a uno recordar de Elián, una niña de cinco años se encuentra secuestrada por el infame Joe Cubas, el "agente deportista" quien se ha hecho millonario como contrabandista de atletas cubanos a Estados Unidos.

La mamá de la niña había salido para los Estados Unidos en marzo del 2005—legalmente por medio de una visa permanente de migración—con el permiso del padre cubano, Rafael Izquierdo. Él se mantuvo activamente en contacto con la madre y su hija. Pero la madre fue abandonada al llegar en Miami por su nuevo esposo, se enfermó de la mente y perdió la custodia de su hija y un hijo que ahora cumple 13 años. Los dos niños tienen padres distintos.

En vez de regresar la niña a Cuba, a su padre, como el Departamento del Bienestar de Niños y las Familias (DCF) de la Florida debería haber hecho, el departamento otorgó la niña a Joe Cubas, quien es bien conocido por su reputación de contrabandista de atletas.

Cubas y su esposa se quedaron con la niña, mientras que el padre, Izquierdo, luchaba para entrar a los Estados Unidos para abogar por su hija. El gobierno federal le negó visa de entrada por meses, hasta que al fin concedió la visa a Izquierdo. Pero el padre perdió mucho tiempo con su hija, tiempo muy formativa para una niña.

Este 27 de septiembre, después de que el DCF presentara una charada de preocupación por el bienestar de la niña, diciendo que la exigencia del padre de regresar con su hija a Cuba presentaba una forma de "abuso", al fin la jueza decidió que sí, el padre, Rafael Izquierdo, es un padre quien no abandonó a su hija y que es el padre justo.

Pero esto no termina con eso. En vez de ordenar el regreso de la niña a su papá, ahora la jueza Cohen dice que tiene que haber otra vista legal, para determinar si el regreso de la niña a Cuba y la separación de los Cubas constituiría un peligro para ella. La vista se llevará a cabo en octubre.

Esto es simplemente para enseñarles la atmósfera y el clima tan hostil contra Cuba en Miami. Todo, todo lo que tiene que ver con Cuba es usado en Miami para tratar de hostigar al pueblo cubano por defender a su revolución. La política de las instituciones municipales y estatales se dirige hacia ese fin.

El mejor ejemplo de las relación entre los terroristas y las instituciones es la Fundación Nacional Cubana Americana (FNCA).

La FNCA fue un proyecto de la administración Reagan, cuando el imperialismo empezó a emplear nuevas tácticas que parecieran ser de forma pacífica o legal para "cambiar" a Cuba. Nunca han abandonado el terrorismo, simplemente lo han vestido en ropa de legalidad.

El testaferro fundador era Jorge Mas Canosa, y la fundación operaba y opera públicamente como una agencia de cabildeo para los "intereses" de la comunidad cubano-americana.

Por medio de la FNCA, la leyes reaccionarias que pretendían sofocar a Cuba durante la década de los 90, como la Ley Torricelli (1992) y la Ley Helms-Burton (1996) fueron impulsadas y así recibieron la cobertura de ser auspiciado por los cubanos residentes en los EEUU.

En la FNCA y otras organizaciones cómo Hermanos al Rescate, hay dos caras, la misión "política-legal", y la otra, la misión terrorista.

Se ha revelado en los últimos años—incluso por las confesiones de los propios miembros de la Fundación—que dentro de la Fundación existe un brazo terrorista. La FNCA ha financiado y respaldado numerosos ataques terroristas. Según la propia admisión de Luís Posada Carriles al New York Times en julio de 1998, él recibió miles de dólares de la Fundación para pagar mercenarios a estallar bombas en hoteles cubanos. De esos ataques murió el turista italiano, Fabio Di Celmo, el 4 de septiembre, 1997.

Y en el año 2006 el terrorista Tony Llama dio conocer a la prensa en Miami que había financiado la adquisición de armas, avionetas, y un helicóptero para ataques terroristas a Cuba. Él vive libre en Miami, a pesar de que fue encausado en 1997, después de haber sido encontrado con otros terroristas en un barco con la pretensión de asesinar a Fidel durante la Cumbre Panamericana en la Isla Margarita. Pero el equipo terrorista fue absuelto por la corte federal EEUU en Puerto Rico, aunque hubo una confesión por los terroristas de que iban a intentar contra Fidel.

Entre los terroristas y la superestructura de Miami, ¿quién dirige a quien? Creo que más que nada, es una relación simbiótica. Miami es una ciudad donde prospera una gran Mafia y cuenta con ayuda de las cortes y jueces, la policía, la prensa, la universidad, y los oficiales políticos y los negocios.

Y cuando, en sus momentos, la ultra-derecha ha experimentado una baja o decline en su apoyo, recibe una inyección de fondos u otro tipo de ayuda del gobierno para que se queden activos y listos al servicio del imperialismo. Y mucho de esos fondos han procedido de las pertenencias cubanas, robadas para nutrir a los terroristas.

En octubre del 2000, meses después de que la ultra-derecha sufrió la derrota con el regreso de Elián a Cuba, el presidente Bill Clinton firmó una ley supuestamente en favor de "las Víctimas del Terrorismo". En realidad era para premiar a los terroristas y castigar a Cuba, y hacer que las víctimas pagaran a esos terroristas.

Esa ley da permiso legal a cualquier ciudadano estadounidense de presentar demanda legal contr a Cuba, por supuestos "daños".

Con otra ley, firmada otra vez por Clinton, llamada, "Anti-Terrorism and Effective Death Penalty Law", también ciudadanos estadounidenses pueden establecer demanda legal contra Cuba.

Con esa ley, Janet Weininger, la hija de piloto de la CIA, Thomas Ray—quien bombardeó Cuba en 1961 durante la invasión de Playa Girón, (conocida como Bay of Pigs en EEUU), con un avión de bombardeo tipo B-26, y quien falleció al ser derribado por Cuba—recibió en noviembre 2004 una orden del juez federal Ronald Dresnick, de $86 millones de dólares de los fondos cubanos, fondos congelados y secuestrados por los Estados Unidos.

Los familiares de dos de los tres pilotos que fueron derribados por Cuba, cuando invadieron el espacio aéreo en 1996, recibieron una orden de $197 millones de dólares, otra vez, de los fondos de Cuba.

Y más recientemente, José Basulto, ex-agente de la CIA, metido en todo tipo de ataque contra Cuba, recibió orden de millones de dólares por su demanda legal.

Es decir, Cuba, según los imperialistas, no tiene el derecho de defenderse ni contra invasión yanqui, sin ser el blanco de una demanda legal.

Hasta hoy, a Cuba le ha sido robado más de $170 millones de dólares de sus fondos que han sido pagados, fondos ilegalmente congelados por el gobierno de los Estados Unidos. (Esas leyes también están dirigidas contra otros estados, incluyendo Iraq [antes de la ocupación], Irán y Corea del Norte.)

Las instituciones de la ciudad de Miami están, o controladas o influenciadas por la política del gobierno federal de los Estados Unidos, para crear una ciudad, una cabeza de playa, de donde se puede mantener permanentemente una campaña de agresión contra Cuba.

Como prueba de la importancia de Miami para el imperialismo y sus líderes, cada candidato de los dos partidos principales del país, demócrata y republicano, se ve obligado de hacer campaña en Miami para declararse en favor del bloqueo y toda la hostilidad contra Cuba. Podemos ver como Hillary Clinton, repitiendo lo que hizo Bill Clinton cuando él se postuló como candidato para la presidencia en 1992, se declaró en favor de mantener el bloqueo. Bill Clinton se jactó de que iba a ser el primer presidente estadounidense que pisaría en tierra "libre". Nunca lo podrán hacer, porque Cuba ya es libre.

Obviamente, Miami no era sede apropiada para el juicio de los Cinco, pero sí fue el lugar imprescindible para la misión de los Cinco Héroes Cubanos de luchar contra el terrorismo.

NOTAS: