H. A. G. A. D. U.

La masonería no es más que una forma activa del  pensamiento liberal.  José Martí

ACTIVIDADES. Creación de la Cátedra Transdisciplinaria de Estudios Históricos de la Masonería en Cuba.

Personalidades Masónicas cubanas 

Gran Logia de Cuba

Historia Masónica cubana

Guía Masónica Cubana

Grandes Maestros

Prensa  Masónica cubana 

Actividades masónicas

Pagina inicial

 
agonzalezpadron3.jpg (6019 bytes)
Arnaldo A. González  Padrón, Gran Maestro de la Masonería Cubana
etorrescueva1.jpg (8629 bytes)
Intervención del Dr. Eduardo Torres Cuevas
eleal.jpg (7153 bytes)
El Dr. Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de la Habana, hizo el resumen
facultad3.jpg (5808 bytes)
Asistentes al acto

   

La ceremonia de presentación se realizó en la sala de conciertos del Convento de San Francisco de Asís, para dar a conocer públicamente los objetivos y el programa de trabajo previstos. Presidieron el acto el MRGM Arnaldo González Padrón; I:. H:. José M. Collera Vento, Gran Secretario; I:. H:. Dr. Eduardo Torres Cuevas, Director. de la Casa de Altos Estudios "Don Fernando Ortiz"; Eduardo Vázquez, Presidente de la Comisión de Cultura de la Gran Logia de Cuba y Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de la Habana. El acto fue presentado por el V:. H:.  Ariel Pérez Lago, Gran Orador de la Gran Logia de Cuba.

Palabras pronunciadas por el Muy Respetable Gran Maestro de la Masonería de Cuba, Arnaldo González Padrón .

   Creo interpretar el sentir de los Masones cubanos cuando digo que hoy nos sentimos profundamente emocionados, al reunimos para fundar la Cátedra Transdisciplinaria de Estudios Históricos de la Masonería en Cuba. Nos emociona la trascendencia del significado académico en sí mismo; y de manera muy especial, porque el Doctor Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad, y desde hoy: Presidente de Honor de esta Cátedra, sugirió que el Acto de fundación se realizara en la Basílica Menor del Convento de San Francisco, el mismo edificio donde hace 240 años tuvo lugar la primera sesión masónica, de la que se tenga noticia, en la Isla de Cuba.

   La Cátedra Vicente Antonio de Castro y Bermúdez, se prestigia con el significativo aporte intelectual que representa que en esta composición triangular de Instituciones fundacionales, se unan la Casa del Altos Estudios Don Fernando Ortiz. de la Universidad de La Habana y la Oficina del Historiador de la Ciudad, dos Instituciones que con verdadero tesón se dedican al estudio y salvaguarda del pensamiento y la espiritualidad cubana; y con ellas la Gran Logia de Cuba que agradece, por lo que su apoyo representa para revitalizar los estudios de la Historia de la Masonería en Cuba, que tantas veces se funde con el torrente de la historia de la nación. 

   Nuestra gratitud al Doctor Eusebio Leal, que como su prestigioso antecesor, Emilio Roig de Leuchsering, siempre ha destacado la actuación de los Masones en el desarrollo histórico y cultural de la nación cubana. Al aceptar ser cofundador de este nuevo empeño. Leal reitera su vocación de caballero de la espiritualidad cubana y su amplia comprensión de la historia de la nación y la responsabilidad que todos tenemos en legarla a las futuras generaciones.

   Por otra parte, la Cátedra Transdisciplinaria de Estudios Históricos de la Masonería Cubana "Vicente Antonio de Castro v Bermúdez", es en mucho, el sueño de un hombre que cree firmemente en el valor de las ideas. Un hombre, que cuando ninguno de los que estamos presentes esta tarde en este recinto pertenezca al mundo físico, todavía la nación cubana le estará agradecida por su aporte intelectual: el Doctor Eduardo Torres Cuevas. Los Masones cubanos valoran en toda su extensión su labor de más de treinta años investigando la historia de nuestra Institución. Esperamos que a partir de hoy nunca vuelva a sentirse solo en su empeño de estudiar la historia de la Masonería como parte indisoluble del desarrollo de la Nación cubana. El ejemplo del Dr. Torres Cuevas será un estímulo para otros investigadores.

   Hasta este momento la Historia de la Masonería ha parecido ser asunto exclusivo de los Masones. Esta Cátedra será la satisfacción de muchos historiadores, que pertenecieron a nuestra Institución, como fueron: Aurelio Almeida, Aurelio Miranda, Enrique Gay-Calvó, Manuel Isidro Méndez, Francisco Ponte Domínguez, Roger Fernández Callejas y Emilio Jorge Reyna, entre otros muchos, y cuyos trabajos seguramente resultarán fuente indispensable para los futuros investigadores.

   La Gran Logia de Cuba pondrá todo su empeño en el éxito de la Cátedra Vicente Antonio de Castro y Bermúdez, y pone a su disposición los resultados de los 54 años de trabajo de la sección de Historia de la Academia Cubana de Altos Estudios Masónicos. La Gran Logia promoverá poner a disposición de los investigadores fuentes primarias necesarias para su labor.

Facilitará las relaciones con otras Grandes Logias para coordinar estudios. Trabajaremos de conjunto para realizar eventos nacionales e internacionales y proveerá de hombres a la Cátedra en la medida que ellos sean útiles a sus fines académicos.

Estamos seguros que con el esfuerzo coordinado de las tres instituciones fundadoras, lograremos formar un triángulo equilátero de tanta fuerza como aquel que un día, un grupo de Masones, colocaron en nuestra Bandera Nacional.

Muchas gracias.